Propuesta del “grexit” temporal subraya dureza de postura alemana

El documento del Ministerio de Finanzas alemán en el que rechaza la propuesta griega como base de un tercer paquete de rescate y plantea la posibilidad de un “grexit” temporal de cinco años, subraya la dureza de la postura alemana en las negociaciones y la del titular de esa cartera, Wolfgang Schäuble.

El documento salió a la luz por una publicación del diario “Frankfurter Allgemeine”, primero en su edición digital y luego en su edición dominical de papel, y ahora circula completo en las redes sociales.

Se trata de una sola página, escrita en inglés, y empieza subrayando que la propuesta griega se basa en las recomendaciones que se habían hecho para una prolongación del segundo programa, que Atenas no pudo concluir con éxito.

“A la propuesta le falta considerar importantes áreas que hay que reformar para modernizar el país y para lograr a largo plazo crecimiento económico y desarrollo sostenido”, señala el informe.

“Sin ello, como reformas del mercado laboral, del sector público, privatizaciones, reformas del sector bancario y reformas estructurales, la propuesta no es suficiente”, añade.

Por ello las propuestas griegas, según Berlín, no pueden ser la base del nuevo programa de tres años, en el marco del Mecanismo Europeo de Estabilidad, solicitado por Grecia.

“Necesitamos una solución mejor, sostenible, con el FMI a bordo”, dice el documento.

La presencia del FMI en los programas del MEDE no es un requisito formal pero para Alemania, según fuentes del Ministerio de Finanzas, si es un requisito político indispensable.

“Ahora, tenemos dos posibles caminos”, sostiene el documento.

El primero, sería una rápida mejora de la propuesta del Gobierno griego “con el respaldo de su Parlamento”.

Parte clave de las mejoras propuestas por Berlín es la creación de un fondo fiduciario al que Atenas debería traspasar bienes por valor de 50.000 millones de euros. Estos bienes deberían ser privatizados para reducir la deuda griega.

El segundo camino es el comienzo de negociaciones para una salida temporal de Grecia del euro con posibilidad de una reestructuración de la deuda en un formato similar al del Club de París.

Según el documento, sólo ese camino permitiría una reestructuración de la deuda, posibilidad que no está abierta a los miembros de la eurozona debido al artículo 125 del Tratado de Maastricht.

El artículo 125 del Tratado de Maastricht prohíbe la mutualización de la deuda.

El “grexit” temporal estaría acompañado de ayuda humanitaria, apoyos al crecimiento y asistencia técnica durante los próximos años, así como por medidas para fortalecer los pilares de la unión económica y monetaria y la gobernabilidad de la eurozona.

El documento, según fuentes del Gobierno, es conocido por la canciller alemana, Angela Merkel, y por el vicecanciller y ministro de Economía, Sigmar Gabriel, también jefe del Partido Socialdemócrata (SPD), socio minoritario de la coalición.

Aunque algunos diputados socialdemócratas dijeron no conocer el informe, Gabriel ha dicho que “naturalmente” había sido informado y que hay que barajar todas las alternativas.
EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario