El Papa Francisco se despidió de América Latina con una multitudinaria misa en Ñu Guazú,en la que pidió ser solidarios con los pobres y marginados, fustigó la corrupción y condenó el capitalismo salvaje. Cristina Fernández de Kirchner participó de la ceremonia por invitación especial del presidente Horacio Cartes.

Fotos: EFE/EPA/CIRO FUSCO / EFE/Andrés C. Benítez

Ningún Comentario

Deja un comentario