Negociación nuclear iraní encalla en sanciones y embargo

Tras dos semanas y tres fechas límites incumplidas, la negociación para asegurar que Irán no se haga con armas nucleares sigue hoy con leves avances, pero sin poder superar los últimos obstáculos: cómo levantar las sanciones a Irán y, en concreto, el embargo de armas.

Los dos principales contendientes en ese duro juego diplomático, el ministro de Exteriores iraní, Mohamad Yavad Zarif y el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, volvieron reunirse hoy, como llevan haciendo casi a diario desde hace quince días.

“Temas difíciles aún por resolver”, fue la escueta descripción del resultado de ese encuentro que hizo Kerry en su cuenta en la red social Twitter.

Este comentario del jefe de la diplomacia estadounidense fue el único mensaje claro que trascendió hoy de las conversaciones en Viena.

Aparte del encuentro con Zarif, el estadounidense mantuvo otra reunión con la jefa de la diplomacia de la UE, Federica Mogherini, y los ministros de Exteriores de Francia y Alemania, Laurent Fabius y Frank-Walter Steinmeier, respectivamente.

Su colega británico, Philip Hammond, se incorporó poco más tarde a la reunión y se espera que el representante ruso, Serguéi Lavrov, lo haga probablemente mañana.

Todos esos países, más China, forman el Grupo 5+1 que desde hace casi dos años trata de cerrar un acuerdo con dos pilares básicos: Teherán limita enormemente la capacidad de su programa nuclear, para que no pueda fabricar armas, y la comunidad internacional levanta las sanciones que afectan a la economía iraní.

Llegar a ese acuerdo, que todos coinciden que es beneficioso para ambas partes, está cerca tras meses de contactos para resolver temas técnicos, legales y políticos.

Aunque apenas hay comentarios oficiales al respecto, los analistas y las filtraciones a los medios coinciden en que uno de los grandes escollos sigue siendo cuándo y cómo levantar las sanciones internacionales contra Irán.

Representantes del grupo E3 e Irán asisten a una reunión en el Hotel Palais Coburg donde tienen lugar las negociaciones, en Viena (Austria). EFE

Representantes del grupo E3 e Irán asisten a una reunión en el Hotel Palais Coburg donde tienen lugar las negociaciones, en Viena (Austria). EFE

La ONU, la Unión Europea (UE) y Estados Unidos han aprobado desde 2007 una serie de resoluciones que limita enormemente la venta de petróleo iraní, tiene bloqueados miles de millones de dólares en el extranjero y mantiene cortados los vínculos de Irán con los circuitos financieros internacionales.

Teherán quiere que las sanciones se levanten en cuanto haya un acuerdo, mientras que EEUU y la UE apuestan por abrir el puño lentamente, conforme se compruebe que, efectivamente, Irán va reduciendo su capacidad nuclear.

Un mecanismo para reactivar las sanciones si Irán falta a su palabra podría resolver este nudo del acuerdo, aunque sin respuesta sigue la pregunta de qué hacer con el embargo de armas convencionales y de misiles balísticos.

Esa medida forma parte de las aprobadas por la ONU para forzarle a ralentizar su programa atómico y sentarle a la mesa de negociaciones, pero Occidente no considera que entren dentro de categoría de “sanciones relacionadas con lo nuclear” susceptibles de ser levantadas si hay acuerdo.

Fuentes diplomáticas occidentales señalaron a la agencia rusa Tass que Irán quiere que el embargo de armas se levante seis meses después de que haya un entendimiento, mientras que EEUU se niega a que ese plazo sea inferior a dos años.

El ministro de Exteriores ruso habló hoy por teléfono con Kerry, aunque no ha trascendido el contenido de esa conversación.

John Kerry, en una reunión donde tienen lugar las negociaciones. 14 jornadas sucesivas de maratonianas reuniones sin que se haya logrado acortar la distancia en las últimas discrepancias. EFE

John Kerry, en una reunión donde tienen lugar las negociaciones. 14 jornadas sucesivas de maratonianas reuniones sin que se haya logrado acortar la distancia en las últimas discrepancias. EFE

Rusia apoya abiertamente a Irán en la cuestión del levantamiento de las sanciones, impulsado probablemente por las medidas punitivas de Occidente que Moscú sufre por el conflicto de Ucrania.

El presidente ruso, Vladímir Putin, pidió ayer el levantamiento de todas las sanciones contra Irán cuanto antes, al entender que “no son una forma de resolver los problemas internacionales”.

El proceso negociador sobre el programa nuclear iraní arrancó en noviembre de 2013 con un acuerdo interino que suavizaba parte de las sanciones y congelaba parte del programa atómico de Teherán.

El objetivo era que el documento fuera definitivo para el 20 de julio del año pasado.

Pero esa fecha límite pasó, así como las extensiones a noviembre de ese año, abril de 2015 y el pasado 30 junio.

De momento, las medidas del acuerdo interino han sido prorrogadas hasta el próximo día 13, aunque no puede descartarse una nueva extensión o, incluso, un fracaso de las negociaciones.
EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario