Es indudable el cariño que Francisco genera en los niños que lejos de inhibirse ante su presencia no dudan en acercarse y expresarle su afecto.

Ningún Comentario

Deja un comentario