Evacúan comunidad mexicana tras fuerte explosión de volcán

Los pobladores de la pequeña comunidad de La Yerbabuena fueron desalojados hoy tras una fuerte explosión registrada esta noche en el Volcán de Colima, en el oeste de México, informaron a Efe fuentes de Protección Civil.

Las personas que habitan este caserío en las faldas de coloso, ubicado en los límites de los estados de Colima y Jalisco, fueron trasladadas al poblado de La Becerrera, a tres kilómetros de distancia, para protegerlas de la caída de cenizas en la zona.

“Derivado de la actividad del Volcán de Colima, Protección Civil de Colima ha determinado la evacuación preventiva de 19 personas de la comunidad La Yerbabuena”, dijo a través de la red social Twitter el coordinador nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente.

La fuerte explosión se registró alrededor de las 20.40 hora local y generó salida de material incandescente.

Aunque la erupción ocurrió en la zona correspondiente a Jalisco, ninguno de los dos poblados de esta entidad ubicados en las faldas, El Borbollón y Juan Barragán, registraron afectaciones, informó por medios de las redes sociales el secretario estatal de Gobierno, Roberto López.

Las autoridades de Protección Civil de Colima dijeron a Efe que se prevé la caída de ceniza y que se mantienen la vigilancia y las medidas preventivas implementadas tras la declaración de la fase de actividad permanente por la intensa actividad registrada en el volcán en los últimos días.

Esta actividad continuará en los próximos días, ya que el coloso mantiene abierto un conducto en el cráter por el cual “muy probablemente” saldrá el material que se encuentra cercano a la cima, dijo a Efe Francisco Núñez Cornú, miembro del comité científico que monitorea el volcán, conformado por académicos y autoridades de Protección Civil de Jalisco y Colima.

El especialista confirmó que las explosiones y derrumbes registrados en las últimas horas están dentro de la zona de exclusión de entre ocho y 10 kilómetros ladera abajo del borde del cráter, por lo que no representan peligro para la población.

“No vemos elementos que, a nuestro juicio, impliquen un cambio en el escenario de peligro”, afirmó el académico de la Universidad de Guadalajara.

Estos eventos se encuentran en los niveles dos o tres de lo que los especialistas llaman Índice de Explosividad del volcán, afirmó Núñez Cornú, y precisó que para que las explosiones pongan en riesgo a las personas tendrían que llegar a nivel cuatro o más. Ese nivel solo ha sido alcanzado en la gran erupción ocurrida en la década de 1950.

Con una altitud de 3.820 metros sobre el nivel del mar, este volcán es considerado uno de los más activos de México, junto con el Popocatépetl, en el centro del país.
EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario