La Comic-Con, una oportunidad para los nuevos talentos hispanos

Cada año, los grandes de la industria como Disney, DC Comics, Marvel, Lego o Dark Horse, ofrecen un espacio dentro del popular evento para revisar los portafolios de artistas y en caso de encontrar algo de su agrado, brindar una oportunidad laboral.

Ilustradores y coloristas hispanos encuentran en la convención internacional Comic-Con, en San Diego (EE.UU.) una oportunidad para exponer su talento ante las grandes compañías de la animación y así entrar en una industria muy competitiva.

El proceso es el mismo todos los años; durante los cuatro días de la convención, compañías abren sus puertas durante un lapso limitado para observar el trabajo de quienes, en ocasiones, deben esperar sentados durante horas antes de escuchar su nombre.

Una historia de éxito es la del colorista digital mexicano Ander Zárate, quien año tras año dedica un espacio de su estadía durante la convención a la que califica de sus “vacaciones”, para tocar puertas que le permitan seguir creciendo en esta carrera.

“Como es tan extenso el Comic-Con, tienes que saber cómo administrar tus tiempos e ir con la gente correcta, lo ideal es investigar a las compañías y ver qué es lo que piden, porque a veces esperas hasta tres o cuatro horas, pasas y no están buscando lo que uno ofrece”, explicó el colorista mexicano de 32 años, mejor conocido como “Zaratus”.

Dicha inversión ha rendido frutos, y gracias a las relaciones profesionales entabladas desde esta convención, ha llamado la atención de compañías de la talla de DC Comics, IDW o Disney, quienes lo han contratado para algunas de sus publicaciones.

Dado que la mayoría de estas empresas optan en ocasiones por talento freelance, el artista destacó el hecho de poder trabajar desde casa.

“No hay nacionalidad ni edad para trabajar en esto, si tienes el nivel puedes trabajar para quien sea”.

Su talento ha sobrepasado fronteras, y en 2010, dio color a la novela ilustrada publicada con motivo del campeonato del mundo de fútbol de Sudáfrica que ganó la selección española.

Una de sus satisfacciones fue ver una fotografía en la que el jugador español Andrés Iniesta veía las páginas que fueron coloreadas por este oriundo de Ensenada, en Baja California.

“Es una emoción extra ver hasta dónde llega tu trabajo ya publicado, llega a las manos de la gente, no se queda en línea como muchas cosas”, dijo.

Zárate explicó que en cada edición de la Comic-Con es normal ver talentos con portafolio en mano que hacen el viaje a San Diego (California) desde otros países como España, Colombia y ciudades del interior de México.

Algunos de ellos ven en este evento una experiencia para que su trabajo sea analizado por profesionales de la industria y permitan aconsejar en torno a sus fortalezas.

“Vale muchísimo la pena, porque te toca que te hablen con la verdad”, consideró el ilustrador Felipe Torres, originario de Tijuana, Baja California.

El artista, de 35 años, coincidió en que la geografía no es un factor para que la destreza artística sea reconocida, aún en una de las industrias más competitivas a nivel global.

“Donde hay talento es dónde van a buscar, no importa en cual rincón del mundo”, aseguró.

El también ilustrador Ben Camberos de 35 años, presentó por primera vez su portafolio ante compañías como Nickelodeon o Cartoon Network, de las cuales busca adquirir mayor experiencia.

Camberos comentó que durante años ha asistido a la convención con fines recreativos pero no fue hasta esta edición cuando se decidió a buscar suerte.

Sobre la exposición de su trabajo, el tijuanense señaló que han sido las redes sociales las principales promotoras de sus ilustraciones y diseños de personajes, ya que están al alcance de muchos ojos.

“Con las redes sociales se abrieron muchas puertas, si eres ilustrador y no tienes trabajo quizá es porque no le estás echando tantas ganas”.

Alexandra Mendoza – EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario