El papa Francisco exhortó a que "no se identifique un grado universitario con sinónimo de estatus" y dijo que estudiar "es un derecho, pero también un privilegio", en el discurso que pronunció en la Pontificia Universidad de Quito, en uno de los actos de su viaje por Latinoamérica.