Papa rompe protocolo y sorprende a fieles en Ecuador

Anoche, cortó su descanso en la Nunciatura para salir a bendecir a los peregrinos que reclamaban su presencia en la puerta del establecimiento y hasta bromeó con ellos para que “dejen dormir a los vecinos”


Pese al cansancio después de un día intenso que incluyó un viaje de 13 horas para cruzar el océano y volver al continente donde nació, el papa Francisco rompió anoche su descanso en la residencia de la Nunciatura Apostólica de Quito para salir a la puerta, al encuentro con los fieles que reclamaban su bendición.

 

 

“Antes de que se vayan a sus casas a dormir y a dejar dormir a los vecinos -dijo Francisco, pausado, y generando risas entre los feligreses-, llegó la hora de la bendición”. Después, rezaron todos un Ave María y el Papa les dio su bendición.

 

 

“¡Francisco te amo!”, “¡Viva el papa Francisco!”, “¡No nos vamos a ir!”, le gritaron los peregrinos, emocionados y sorprendidos, alrededor de las 20 (22 en la Argentina), cuando el Papa rompió el protocolo para salir de la Nunciatura y cumplir el deseo de los fieles, quienes grabaron toda la escena con sus celulares.

 

 

 

“Nos vamos a ver mañana y pasado mañana también estaré en Quito, así que nos vamos a seguir viendo”, les dijo el Papa, en una aparición de unos 3 minutos, en los que además pidió, como siempre, que recen por él.

 

 

Francisco llegó ayer por la tarde a Ecuador, donde fue recibido por el presidente, Rafael Correa y miles de fieles.

 

 

Las tres noches que Francisco pernoctará en Ecuador lo hará en Quito, en la sede de la Nunciatura Apostólica, ubicada en una zona comercial del norte de la capital ecuatoriana.

 

 

Jorge Bergoglio ya hizo gala de su humildad al trasladarse desde el aeropuerto de Quito, en la zona de Tababela, hacia las puertas de la ciudad, en la avenida Simón Bolívar, en un modesto Fiat, para luego abordar el “papamóvil”, una 4×4 descubierta y protegida por láminas de vidrio, desde el que saludó a la multitud que le recibió en las calles de Quito.

 

 

Francisco permanecerá en Ecuador hasta el próximo miércoles y luego se trasladará a Bolivia y Paraguay, donde concluirá su primera gira de siete días por países de habla hispana de América del Sur.

 

Ningún Comentario

Deja un comentario