La conspiración del agua

Blogero, escritor, Chileno de nacimiento y Paraguayo por adopción...por siempre un aprendiz....

 

Que el agua tarde o temprano será cada vez más escasa no es ningún misterio, es por ello que el 22 de diciembre del año 2013 una noticia daba la vuelta al mundo y señalaba que una expedición de la Universidad estadounidense de Utah había descubierto bajo los hielos de Groenlandia una gran masa de agua dulce de nada más y nada menos 43.400 kilómetros cuadrados el mismo volumen que ocupa la porción uruguaya del acuífero guaraní.

 

Esta carrera desesperada de parte de algunas potencias por asegurarse una reserva liquida la podemos entender mejor cuando leemos un estudio realizado por la National Geographic denominado “El agua oculta que usamos” (The Hidden wáter we use) y que sorprende al informar cuánta agua se necesita para elaborar productos que son parte de nuestro diario vivir:

 

– Para obtener ½ kilo de carne de vaca se necesita la friolera de 6.810 litros de agua.

 

– En el caso de ½ kilo de carne de cerdo aproximadamente 2.182 litros.

 

– En cambio para ½ kilo de pollo sería algo así como 1.773 litros.

 

– En el caso de un vaso de leche se necesitarían más de 200 litros.

 

– Y para un vaso de cerveza 75 litros.

 

– En cuanto a la soja que es tan importante para la economía paraguaya se necesitan más de 800 litros de agua para producir ½ kilo.

 

– Y para que una remera de algodón se haga realidad es necesario 2.700 litros.

 

– Sin contar que para obtener 500 hojas de papel hay que tener 5.000 litros.

 

En fin podríamos seguir sin embargo las preguntas recurrentes son;

 

¿Que está sucediendo con el agua en Paraguay?

 

¿Por qué siendo un país tan rico en recursos hídricos su población cada vez le cueste más conseguir el vital elemento?…

 

¿Están acaso obligando a la ciudadanía a pagar por algo que por milenios ha sido naturalmente suyo?

 

Si estamos en lo correcto explicaría, por ejemplo, que el ministerio de salud haya dado su visto bueno a más de 60 empresas quienes comercializan aguas aptas para el consumo humano o también que el año pasado se hayan vendido alrededor de 500 millones de litros de gaseosas y que esta cifra vaya en constante aumento.

 

Paraguay en sus entrañas posee la combinación perfecta para las bebidas del futuro y esto es: AGUA+STEVIA y eso lo saben los empresarios quienes ya proyectan ganancias jugosas en cuanto a estos dos ingredientes.

 

Dato curioso; el mismo día que la universidad de Utah daba a conocer su valioso descubrimiento, el holding Chileno CCU compuesto por la sociedad Quiñenco y la multinacional Heineken daban a conocer su asociación con el grupo Cartes quienes controlan Bebidas del Paraguay y Distribuidora del Paraguay respectivamente, ambas empresas propiedad de quien en ese tiempo era el recién asumido presidente Paraguayo.

 

 

Con esta fusión la popular bebida “Pulp” podría dar dura batalla a las norteamericanas Coca Cola y Pepsi posicionándose así, en un estratégico tercer lugar y compartiendo un poco más del 60% de las ventas de bebidas de fantasía en el mercado paraguayo. Por supuesto que aquí quienes ganan no son los ciudadanos de a pie.

 

 

Cabe señalar que para este año se estima que las empresas Paraguayas facturarán aproximadamente 45 millones de dólares, una realidad muy diferente a la que se vive dia a dia cuando a través de los programas radiales y otros medios de comunicación se escuchan las suplicas de personas quienes reclaman por la falta de agua en barrios completos, dejando sin el preciado líquido a niños, ancianos y enfermos quienes no pueden esperar.

 

 

Por otro lado y cada cierto tiempo en un acto de “pirotecnia pura” se lanzan al aire noticias del supuesto descubrimiento de petróleo tanto en el Chaco como en la región oriental ó la posible existencia de minerales valiosos en el interior más profundo de las selvas guaraníes. Todo esto claramente con el afán de desviar la atención del agua, que es y será lo más valioso en un futuro ya muy cercano.

 

 

“….El agua no se le niega a nadie….” es una frase que seguramente muchos le escuchamos a nuestros abuelos y que estos transmitieron a nuestros padres para quedar finalmente grabadas en nuestro ser más interior. Una frase que duele cuando no se dispone de tan vital elemento y que en parte con un sentimiento de culpabilidad se permite que lucren con algo que es de todos los paraguayos por derecho propio.

 

 

Al abrir el grifo y el escuchar el sonido de la sequedad más absoluta, debemos recordar que “cuando la razón está cabalmente de un lado, es de cobardes mantenerse neutro”.

 

 

 

No permitamos esta Conspiración del Agua….

Ningún Comentario

Deja un comentario