Seis hechos que comprometen seriamente accionar de las FTC

Las muertes de los hermanos Ovelar, Isaac Arce y Vicente Ojeda, la explosión que mató a dos agentes de la Senad (uno de ellos experto en bombas), el crimen de Robert y Erika Reiser y ahora el asesinato del comisario Escurra, ponen en aprietos a las fuerzas de seguridad desplegadas en el norte.

Tras más de un año de lucha ininterrumpida contra los grupos armados que operan en la zona de influencia, los “errores” de las Fuerzas de Tareas Conjuntas (FTC) superan ampliamente los aciertos, a tal punto, que los pobladores de Arroyito le temen más a las fuerzas de seguridad que a la Asociación Campesina Armada (ACA) o al Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).

6. Asesinato de los hermanos Ovelar, un “error de procedimiento”

En la tarde del 5 de septiembre, en la zona de Kurusú de Hierro, tuvo lugar un  tiroteo en el que murió Hermenegildo Ovelar y resultaron heridos de gravedad María Gloria González (un escopetazo le destrozó el mentón) y Marcos Ovelar (falleció en el hospital luego del altercado).

El vocero de la Fuerza de Tarea Conjunta, Tte. Cnel. Víctor Urdapilleta, declaró que en poder de estos se hallaron ropas “parapara’i”, gran cantidad de municiones y un fusil máuser de calibre 30.

Urdapilleta explicó que los efectivos de las FTC manejaban información acerca de una reunión del grupo de apoyo logístico del EPP en esa zona. Justificó la reacción de los agentes diciendo que en plena tarea de control, un grupo alteó la posición de las FTC. Los desconocidos sin mediar palabras abrieron fuego contra los efectivos y estos respondieron al ataque.

La versión oficial dista enormemente de lo afirmado por los familiares de muertos y herida. Según estos, los hermanos Ovelar y María Gloria González, estaban en el campo buscando una vaca de Marcos (se abría extraviado a 500 mts de la casa, lugar donde se realizó el procedimiento).

Francisco de Vargas,, expresó que el asesinato de los hermanos Ovelar, pudo tratarse de “un error de procedimiento”

Francisco de Vargas,, expresó que el asesinato de los hermanos Ovelar, pudo tratarse de “un error de procedimiento”

Antonio Ovelar, hermano de los fallecidos, afirmó que no es como dicen los militares que estaban vestidos con ropa de camuflaje, sino en calzoncillos y zapatillas. Además, aseguró jamás tocaron un arma de fuego y apenas sabían manipular un cuchillo. Acusó directamente a las FTC de plantar evidencias y equivocarse de objetivo.

“Tal cosa no existió, fue una ejecución y se debe investigar el hecho” dijo el monseñor, Pablo Cáceres, que visitó a la familia Ovelar-Candia y el lugar donde se produjo el presunto enfrentamiento.

Carolina Quevedo, fiscal de Horqueta, es la encargada de investigar el doble homicidio. La agente del Ministerio Público anunció que la investigación penal se basará en los informe de las FTC. Hasta ahora no se hizo presente en el lugar de los hechos.

Francisco de Vargas, ministro del Interior, expresó que pudo tratarse de “un error de procedimiento”.

5. Asesinato de Vicente Ojeda

El 15 de noviembre en la zona conocida como núcleo 4 de Arroyito se realizaron dos allanamientos. El primero en la propiedad de Gerardo Ojeda y el segundo en la de su hijo, Vicente Ojeda.

Vicente Ojeda el fallecido no tenía antecedentes penales ni orden de captura

Vicente Ojeda el fallecido no tenía antecedentes penales ni orden de captura

El vocero de la FTC explicó que durante el procedimiento divisaron a tres personas y que estos, al percatarse de la presencia policial-militar, dispararon a los uniformados que respondieron de forma inmediata.

Urdapilleta, declaró que dos de los hombres huyeron del sitio y dejaron atrás a Vicente Ojeda, herido de gravedad. El presunto miembro del ACA (facción desprendida del EPP) fue trasladado en helicóptero “inmediatamente” hasta el hospital de Concepción donde los médicos constataron su deceso.

Sin embargo, Gerardo Ojeda (padre de Vicente) denunció que los agentes ingresaron disparando a su propiedad y que lo golpearon a él y a su nuera Zunilda.

El fallecido no tenía antecedentes penales ni orden de captura y tampoco figuraba en la lista de integrantes y buscados del EPP o el ACA.

El portavoz comentó que Vicente Ojeda era esposo de Zunilda Jara Larrea, hermana de Alfredo y Albino Jara Larrea (líderes del ACA) y hermano del Marcos Ojeda “Soldadito”, muerto en otro “enfrentamiento” con las Fuerza de Seguridad.

Según los datos de la FTC, Vicente era un miembro activo del ACA, primeramente como logístico y luego como soldado, pero y vecinos padre aseguran que se dedicaba al cuidado de animales y la plantación de sésamo, y que nada tenía que ver con el ACA.

4. Isaac Arce, el caso cero

Robusto, moreno y de 37 años, Isaac tomó su motocicleta y se dirigió al monte más cercano a su morada, donde quedaron su joven esposa y su hijo recién nacido.

Peón de la estancia “Casa Blanca”, Arce desapareció el miércoles 2 de abril, el mismo día que secuestraron al joven Arlan Flick. Fue hallado 48 horas después, en Paso Tuyá, muerto de tres impactos de bala en la cabeza.

Las fuerzas de seguridad se apresuraron en afirmar que el peón había sido ultimado por el EPP en su huída.

La versión oficial fue puesta en duda el 22 de octubre cuando en un vídeo difundido por el EPP, Arlan Fick, pedía la intermediación del gobierno brasilero en su liberación, ya que al haber sido testigo de cómo el ejército ejecutaba a Arce, temía que las FTC asesinasen una vez obtenida su libertad.

En un comunicado de reciente publicación, el EPP insistió en que el gobierno miente y  Arce fue ejecutado por las Fuerza de Seguridad.

3. Cuero Fresco, crimen y confusión

En la noche del 26 de noviembre, en la ruta V a la altura del kilómetro 88,  un vehículo de la Senad estalló matando a dos de sus ocupantes. Según fuentes oficiales fallecieron: el capitán de ingeniería Enrique Daniel Piñánez y el suboficial José Manuel González, ambos agentes operativos de la FTC. Salió herido el jefe de la Dirección Contra el Narcoterrorismo, Juan Manuel Jara.

Enrique Daniel Piñánez

Enrique Daniel Piñánez

A primera hora, el ministro del Interior, Francisco de Vargas, comentó que la explosión se origino dentro del rodado y que pudo haber sido por un manejo negligente de granadas. El ministro de la Senad, Luis Rojas, cuestionó esta versión señalando que Piñanez “era un experto” en el manejo de explosivos.

El cuarto hombre ¿un informante?

Pero la versión oficial comenzó a tambalear cuando el médico que de la Clínica Privada de Horqueta reveló que no había sido uno sino dos los heridos atendidos tras la explosión. ¿Quién era este cuarto hombre? Según información extraoficial que llegó a nuestra web, sería un civil con vínculos en el narco y la guerrilla que colaboraba con la policía.

“Nadie puede hablar nada del informante, las fuentes oficiales dicen que eran tres personas cuando en realidad estaban entre cuatro (en la camioneta)” dijo la fuente que describe al cuarto ocupante (informante de la Senad) de la siguiente manera: “Es un empleado del narco, un campesinito que planta marihuana”.

Seguidamente ofreció detalles del hecho.

“Iban por este camino, es zona liberada, territorio narco. Se cruzan con un hombre sobre una moto que estaba estacionado al costado de la ruta. El informante de la Senad le reconoce al de la moto y le dice a los militares: este tipo está con los del EPP”.

“Ellos estaban haciendo este paso por esta zona por que se hablaba de que el EPP iba a recibir un cargamento importante de bombas de gran alcance”.

La explosión

“Entonces –continúa el testimonio- la camioneta retrocede sobre sus pasos hasta estacionarse al lado de la moto, el tipo se puso nervioso e intenta escaparse. Se bajan para agarrarle, en el forcejeo el tipo (de la moto) deja caer una mochila y logra arrancar y se escapa”.

“El único que sobrevivió que es este de apellido Jara, que es de la Senad, se quedó fuera de la camioneta y los dos militares,  te recuerdo uno de ellos un tipo con mucha experiencia en el manejo de explosivos… meten la mochila dentro de la camioneta. Nadie sabe qué pasó pero ahí explota, los dos se hacen picadillos, Jara sale volando se le rompe los dos tímpanos… un kilombo”.

El EPP asegura que el explosivo fue activado desde un teléfono celular por el mismo Luis Rojas, ministro de la Senad

El EPP asegura que el explosivo fue activado desde un teléfono celular por el mismo Luis Rojas, ministro de la Senad

“Afuera también estaba el informante, tanto él  como el de la Senad (Jara) se van a un hospital privado de la zona, luego salen caminando y van a una patrullera, pero nadie tiene que hablar del informante”.

“Está siendo más buscado que la mierda” finalizó diciendo respecto al personaje que todos niegan.

Denuncia del general Herminio Piñanez

Las dudas sobre lo que realmente pasó en Cero Fresco terminaron de instalarse cuando le padre del Capitán fallecido entregó al diario ABC Color una nueva versión de los hechos: las FTC tendieron a su hijo una trampa porque había descubierto que el comisario Miguel Escurra no murió en un tiroteo con el EPP sino que fue asesinado por sus propios hombres.

Piñanez tomó tenía además conocimiento de una trama de corrupción y encubrimientos que alcanzaba a los altos mandos de las Fuerzas Militares y agentes  del ministerio público, encargados de “enmendar” los errores que las FTC a menudo comenten en el norte.

Al capitán se le encomendó entonces preparar una bomba que sería entregada a un “suicida” que la haría explotar en el campamento de la Agrupación Armada (Un claro caso de terrorismo de Estado). Pero el artefacto explotó antes de ser entregado. El EPP asegura que el explosivo fue activado desde un teléfono celular por el mismo Luis Rojas.

2. Comisario Escurra

El 23 de octubre de 2013, el comisario Manuel Escurra, de la Comisaría 3ª de la ciudad de Horqueta, acudió a un llamado de auxilio para verificar la denuncia de la supuesta presencia de personas armadas en cierto lugar. Según la versión oficial, al llegar al sitio fueron emboscados por el EPP quien ejecutó al comisario de un balazo en al nuca.

El capitán Enrique Daniel Piñánez fue comisionado al lugar para investigar lo sucedido concluyendo que Escurra fue asesinado por sus propios hombres.

1. ¿Quién mató a Robert Natto y Erika Reiser?

La pareja de ganaderos alemanes fue secuestrada en su establecimiento por un comando del EPP el 29 de enero de 2015. El gobierno dijo que al verse rodeados y entendiendo que el matrimonio retrasaba el escape los secuestradores decidieron asesinarlos. Tanto Robert como Erika recibieron varios impactos de bala en diferentes zonas del cuerpo. El fiscal Pablo Lemir se las vió negras a la hora de explicar la extraña ejecución.

Mediante un comunicado, el EPP aseguró que los alemanes fueron asesinados por las FTC minutos después que el comando decidiera abandonar la operación.

A todo esto hay que agregarle que son 10 los efectivos muertos desde que Cartes comanda la lucha contra los grupos armados en el norte.


Actualización 03/07/2015. Nota publicada en Enero de 2015

 

Ningún Comentario

Deja un comentario