Europa vuelve a las pérdidas a la espera de que Grecia decida su futuro

La mayoría de bolsas europeas, menos la londinense, han vuelto a cerrar hoy con pérdidas, a la espera de que el domingo los ciudadanos griegos decidan si aceptan o no, la propuesta de ajustes y reformas que los socios y acreedores han propuesto al país a cambio de un nuevo rescate.

Europa vuelve a las pérdidas a la espera de que Grecia decida su futuro

Hasta que no se conozca el resultado del referéndum, las instituciones (Comisión Europea, Banco Central Europeo y Fondo Monetario Internacional) no volverán a negociar con el país heleno que hoy vive su cuarta jornada de corralito.

Pendientes de lo que finalmente ocurra el domingo, las principales bolsas europeas, que siguen afectadas por una gran volatilidad, han cerrado con predominio de pérdidas.

La única que se ha salvado de los números rojos ha sido Londres, que ha subido el 0,33 %, mientras que por el contrario, Milán ha perdido el 1,43 %; París, el 0,98 %; Fráncfort, el 0,73 % y Madrid, el 0,60 %.

La tendencia negativa de hoy sustituye al ánimo que despertó ayer en el mercado la aceptación por parte del gobierno griego de la mayor parte de las propuestas de ajuste y reformas que le habían exigido tanto socios como acreedores para recibir más ayudas.

A pesar a ello, el Eurogrupo decidió el miércoles no entrar a negociar un nuevo rescate con Grecia hasta que se conozca el resultado del referéndum convocado por el Gobierno de Alexis Tsipras para el 5 de julio.

Pese a esta negativa de no volver a negociar hasta después de lo que digan las urnas, las Bolsas europeas comenzaron la sesión planas, intentando el rebote, a la espera de que alguna de las partes se pronunciase hoy.

Tras permanecer casi todo el día sin un rumbo claro, los mercados europeos se decantaron claramente por las pérdidas pese a la apertura al alza de Wall Street, animado por el dato de la tasa de desempleo en Estados Unidos, que se ha situado en 5,3 %, por encima de las previsiones, y al nivel más bajo en siete años.

Las ganancias de Wall Street no han servido para que las bolsas europeas mejorasen su resultado y cotizando más a la baja según transcurría la sesión.

La Comisión Europea consideró que es el momento de que los griegos elijan su futuro en el referéndum y confirmaba que no habrá más conversaciones con Grecia antes de la cita con las urnas del próximo domingo.

“Ahora, vamos simplemente a esperar el resultado del referéndum el domingo y tendremos en cuenta el resultado del mismo”, dijo la Comisión Europea.

El referéndum rompió el acuerdo el pasado fin de semana cuando estaba prácticamente cerrado, según confirmó el ministro de Economía español, Luis de Guindos.

El presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijssebloem, ha asegurado que si los griegos optan por rechazar las propuestas de los acreedores y socios de Grecia en la consulta, se abrirá la cuestión de si el país debe permanecer en el euro o no.

Mientras tanto, el Banco Central Europeo (BCE), que se dijo dispuesto a adaptar el programa de compra de grandes cantidades de deuda pública y privada si fuera necesario, ha advertido de que la incertidumbre sobre Grecia es fuente de volatilidad en el mercado, lo que significa que crea riesgos para el crecimiento de la economía.

Una volatilidad que también se ha percibido en los últimos días en el mercado de deuda, donde hoy las primas de riesgo de los países periféricos de la UE han cerrado estables.

La española ha terminado en 147 puntos básicos, la italiana, en 148; la portuguesa, en 216, mientras que la griega ha caído a 1.389.

Minutos antes del cierre del mercado, el Fondo Monetario Internacional (FMI) calculó que la necesidad de financiación de Grecia entre 2015 y 2018 se cifra en 50.000 millones de euros, por lo que incluso bajo el plan presentado por los acreedores internacionales requeriría 36.000 millones más de sus socios europeos.
EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario