Dunga el peor parado, Sampaoli y Martino por la corona

Carlos Caetano Bledorn Verri “Dunga”, técnico de Brasil, ha sido el que peor parado ha salido de la Copa América, tanto por el juego como por la temprana eliminación de su equipo en un torneo en que la corona espera a Jorge Sampaoli o a Gerardo Martino, responsables de los equipos finalistas.

Dunga el peor parado, Sampaoli y Martino por la corona

Brasil, con Dunga, Chile, con Sampaoli, y Argentina, con Martino, partían como favoritos al inicio de la Copa y aunque las tres no podían estar en la final, todo hacía presagiar que iban a compartir como mínimo semifinales, circunstancia que no se ha producido por el fallo de Brasil.

El equipo de Dunga, que según su técnico pensaba al inicio del torneo tanto en la Copa como en la eliminatorias del Mundial, cayó en la tanda de penaltis de los cuartos de final ante Paraguay, tras haberse mostrado pobre en sus prestaciones e ineficaz en el ataque.

Las críticas llegaron de inmediato desde el interior del país y hasta el ex seleccionador argentino César Luis Menotti afirmó que el Brasil de esta Copa fue el peor selección brasileña que nunca vio.

Solo Marco Polo del Nero, el presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), exculpó al técnico y centró el problema de la eliminación en Thiago Silva, que hizo al tocar el balón con la mano el penalti que abrió las puertas de la clasificación a Paraguay.

La Copa le ha ido mucho mejor a Sampaoli y Martino, quienes salvo debacle sin precedentes en la final, han completado una competición digna, en la que sus equipos han sido efectivos más allá del juego desarrollado.

En este sentido, la selección chilena se ha mostrado irregular por momentos, mientras que las dudas en defensa del técnico han sido cuestionadas, pero el equipo ha marcado cuando tenía que hacerlo y está a noventa minutos de su primer título en la Copa América.

Argentina ha ido de menos a más, ha conseguido que poco a poco los partidos se jugaran de la forma que quería Martino y la falta de gol de los primeros cuatro encuentros quedó superada con los seis marcados a Paraguay.

Otro de los que se irá del torneo con una calificación aceptable es el argentino Ricardo Gareca, ya que la selección de Perú ha estado a la altura de lo esperado, ha jugado bien en muchos partidos y tiene la posibilidad de acabar tercero, como en 2011 en Argentina.

Es cierto que la expulsión de Carlos Zambrano ante los argentinos lastró las posibilidades de acceder a la final, pero Gareca ha dado los primeros pasos del proyecto iniciado este año con opciones de aspirar a llegar al Mundial si mantiene esta dinámica.

También con poco tiempo de trabajo hasta el momento Ramón Díaz ha llevado a Paraguay por el buen camino en la Copa gracias al espíritu del grupo, al buen juego del equipo y al acierto de sus atacantes, aunque de pronto el 6-1 en contra ha hecho aparecer algunas dudas.

Díaz va a ser el entrenador, de los cuatro primeros clasificados en la Copa, sobre el que el resultado del último partido más influirá en el balance final del desempeño de su equipo.

Más consolidada estaba la línea de trabajo de Jose Pekerman que se ha marchado de la Copa con el sabor agridulce de haber ganado a Brasil, aunque sin que la gesta haya trascendido más allá de permitirle llegar a unos cuartos de final perdidos justamente, aunque en los penaltis, ante Argentina.

Un solo gol a favor, marcado por un defensa, pero también un solo tanto en contra y la falta de acierto de hombres como Falcao, Teo o James, han marcado a este país en la Copa.

El mexicano Miguel Herrera se despidió pronto con su equipo alternativo, sin haber estado a la altura -habló de fracaso- y ahora la exigencia en la Copa Oro va a ser máxima dado el favoritismo de México en esta competición.

Gustavo Quinteros, en el inicio de un proceso largo centrado en las eliminatorias del Mundial, vio como Ecuador era el único tercero de un grupo que quedaba eliminado.

El técnico no se mostró conforme con la imagen del último partido, pero es consciente de la necesidad de mejorar y de recuperar hombres para pensar en Rusia 2018.

Mientras la actuación de Bolivia a las órdenes de Mauricio Soria supuso una mejoría clasificatoria notable respecto a anteriores participaciones en la Copa, no se puede dejar de pensar que la clave estuvo en 45 minutos de acierto en la primera mitad del encuentro contra Ecuador. Al margen de esos minutos, el equipo ofreció poco.

Noel Sanvicente, por su parte, hizo jugar bien a la selección de Venezuela, pero no tuvo suficiente con plantar cara ante Brasil en el último partido en el que no mereció perder, por lo que el equipo se marchó con la sensación de estar en una línea ascendente.
EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario