Naomi Klein defiende “histórica” encíclica ecológica del Papa

La activista también expresó, durante su presentación en la sala Juan Pablo II de la Sala Stampa vaticana, que el viaje que el sumo pontífice emprenderá a Estados Unidos en septiembre “no podría haberse dado en un tiempo más apropiado”.

Naomi Klein defiende “histórica” encíclica ecológica del Papa
La escritora canadiense Naomi Klein, autora del best seller “No Logo”, apoyó hoy en el Vaticano la “histórica publicación” de la encíclica papal “Laudato Sí’” y criticó a los “expertos económicos” que priorizan “proteger los beneficios de las corporaciones” por sobre “el valor de la vida”.

“El papa Francisco escribe que el ´Laudato Sí´ no está dirigida sólo a los católicos, sino ´a todas las personas que habitan el planeta´. Y puedo decir, como una feminista secular judía, que también me habla a mi”, aseguró Klein durante presentación de la conferencia “Las personas y el planeta en primer lugar: la necesidad de cambiar el rumbo”, organizada por el Pontificio Consejo de Justicia y Paz.

La periodista aseguró que “muchas cosas cambiarán con la publicación de la encíclica”, lo que “puede ser un problema real para los políticos de Estados Unidos que contaban con usar la Biblia como su escudo para esconder su oposición a actuar contra el cambio climático”.

En esa línea, expresó durante su presentación en la sala Juan Pablo II de la Sala Stampa vaticana que el viaje que el sumo pontífice emprenderá a Estados Unidos en septiembre “no podría haberse dado en un tiempo más apropiado”.

“Hemos llegado a esta peligrosa situación en parte por muchos de esos expertos económicos que empuñaron sus poderosas herramientas tecnocráticas sin sabiduría”. aseguró además la autora del también premiado “La doctrina del shock”.

Al igual que el papa Francisco en la encíclica, Klein criticó a los tecnócratas por “producir modelos que escandalosamente dieron pequeña importancia al valor de la vida humana, especialmente de los más pobres, mientras que priorizaron la protección de los beneficios de las corporaciones y el crecimiento económico”.

“En un mundo en el que los beneficios son constantemente puestos delante de la gente y del planeta, la economía del clima está relacionada con la ética y la moral. Y si coincidimos en que poner en riesgo la vida en la tierra es una crisis moral, entonces nos incumbe a todos actuar”, agregó.

“Como bien señala la encíclica, la negación toma muchas formas distintas”, criticó Klein y en referencia a los críticos del texto papal explicó: “Muchos en el espectro político alrededor del mundo aceptan la ciencia, pero rechazan sus difíciles implicaciones”.

“Son los que dicen que el papa Francisco puede tener razón sobre la ciencia, e incluso sobre los temas de moral, pero que piden que deje la economía y la política a los expertos. Son los que saben sobre privatizaciones de agua, por ejemplo, y cómo el mercado puede resolver todo”, señaló con ironía. /Télam

Ningún Comentario

Deja un comentario