Negociación nuclear iraní llega a su último día con visos de prolongarse

Tras 20 meses de esfuerzo diplomático, la negociación nuclear iraní llega hoy a su fecha límite con visos de prolongarse unos días, en una fecha en la que tres ministros de los países implicados se reúnen en Viena para avanzar hacia un acuerdo que garantice que Irán no pueda fabricar armas atómicas.

El ministro iraní de Asuntos Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, regresó esta mañana a Viena tras una breve estancia en Teherán para consultar con sus superiores sobre cómo seguir la negociación.

Zarif está acompañado por el jefe de la Organización de la Energía Atómica Iraní, Alí Salehí, y el consejero presidencial Hosein Fereydoun, hermano del presidente de Irán, Hasan Rohaní.

A su llegada a Viena, el jefe de la diplomacia iraní aseguró que la negociación está en un “momento muy delicado” y que se están logrando progresos.

Está previsto que Zarif se reúna hoy con el secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, que lleva desde el viernes en Viena.

También tiene previsto llegar hoy a la capital austríaca el ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, que se reunirá también con Kerry, no solo para hablar de Irán sino también sobre el terrorismo islamista y Ucrania.

Seis grandes potencias -EEUU, Reino Unido, China, Francia, Alemania y Rusia- negocian con Irán para tratar de garantizar que la República Islámica no se haga con una bomba nuclear, al tiempo que se le garantiza el derecho a un programa atómico civil.

En abril se llegó a un principio de entendimiento que tenía que ser concretado en un acuerdo definitivo hasta hoy, un plazo que se va a extender unos días con casi total seguridad.

En las últimas jornadas se han filtrado a la prensa internacional comentarios sobre un acercamiento en los dos principales temas que seguían impidiendo un acuerdo.

Por un lado, Irán estaría dispuesta a ceder y aceptar que las sanciones que lastran su economía sean levantadas progresivamente conforme se verifique que cumple el acuerdo, y no de forma inmediata como reclamaba.

Por otro, EEUU aceptaría ahora que el régimen de inspecciones a las instalaciones nucleares iraníes no incluya automáticamente bases militares, algo en los que insistían las grandes potencias y a lo que Teherán se negaba tras argumentar cuestiones de seguridad nacional.

Aunque ambas partes han dado por sentado que hoy no habrá acuerdo y que la negociación seguirá unos días, todos afirman que no habrá una prórroga como ya ha ocurrido dos veces en el pasado y que el momento para cerrar un acuerdo es ahora.
EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario