Exempleados crucificados de Itaipú aguardarán visita papal

Cuatro extrabajadores de la represa y una mujer, familiar de un antiguo obrero, fueron clavados hoy frente a la embajada de Brasil donde aguantarán hasta la visita del papa, del 10 al 12 de julio, en protesta por los derechos laborales que dicen se les adeudan.

Gerardo Orué, Roque Samudio, Roberto González, Pablo Garcete extrabajadores de la hidroeléctrica junto a Rosa Cáceres, permanecen extendidos en el suelo, donde fueron crucificados a cinco maderos por sus compañeros.

Todos tienen esperanzas de que su protesta llegue a oídos de Francisco para que “se sensibilice con la situación” y ayude a que las autoridades “den una respuesta”, dijo Cáceres a Efe antes de ser crucificada.

Los cinco retomaron así una forma de protesta que habían abandonado al lograr un preacuerdo con el Gobierno paraguayo el pasado 29 de enero, después de pasar más de 50 días clavados a unas tablas de madera y protagonizar una manifestación por el centro de Asunción cargando con sus cruces.

“Pensamos seguir acá hasta que tengamos una solución. Y si el papa viene, que el papa nos vea”, expresó a Efe Carlos González, portavoz de la Coordinadora de Extrabajadores de Itaipú.

González aseguró que, como representante de este gremio, ha sido invitado a participar de la reunión que el papa Francisco mantendrá con miembros de diferentes organizaciones sociales el próximo 11 de julio durante su visita a Paraguay.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario