Alex Morgan, por el mejor capítulo de su historia

Es una de las jugadoras más populares de Estados Unidos. Su talento en la línea de ataque, su olfato goleador y estilo elegante, unidos a su belleza, la han convertido en todo un fenómeno mediático. Lo que quizás no sepan es que Alex Morgan es, además, escritora.

Hace apenas dos semanas lanzó ‘The Hat-trick”, el cuarto libro de su serie The Kicks (Las pateadoras). La saga cuenta la historia de Devin, una niña de unos 13 años que se muda de Connecticut a California y encuentra en el fútbol su manera de hacer amigos, encontrar motivaciones y vivir aventuras. Muy autobiográfico.

“Saving the team” (Salvando al equipo)

“No me imaginaba que me gustaría tanto hacer esto. Se me dio la oportunidad en 2012 y no la dejé pasar. Estoy muy contenta con la recepción que ha tenido entre las niñas. Es literatura infantil, fácil de leer”, explica Morgan a FIFA.com.

Además, ha publicado un libro sobre su experiencia en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, en los que se colgó la medalla de oro, y se acaba de estrenar el episodio piloto de la versión en dibujos animados de The Kicks. “Si tiene éxito tal vez salga la temporada completa basada en el primero de los 3 que escribí, ‘Saving the team’”, nos dice con emoción la delantera del Portland Thorns. Podría ser la nueva Supercampeones en versión femenina.

“Win or loss” (Ganar o perder)

Este martes en Montreal no será Devin quien pelee por sacar adelante a un equipo de escuela. Será Alex quien busque los goles (hasta ahora sólo ha anotado uno contra Colombia) para derrotar a Alemania y meter a Estados Unidos en la final de la Copa Mundial Femenina de la FIFA Canadá 2015™.

“Nos enfrentamos los dos mejores equipos del mundo. Es casi una final. Alemania es un gran equipo. Hemos visto casi todos su partidos y son muy fuertes en defensa y peligrosas, tanto en el juego aéreo como con el balón en el suelo. Debemos estar atentas también a las segundas jugadas y sin duda, Celia Sasic y Anja Mittag son muy peligrosas en ataque”, analiza la jugadora, que el 2 de julio cumplirá 26 años.

Hace siete que esta goleadora nos deslumbró en su primera gran cita internacional. Fue en la Copa Mundial Femenina Sub-20 de la FIFA Chile 2008. Estados Unidos se coronó y Morgan se llevó además el Balón de Plata, la Bota de Bronce y el orgullo de haber marcado, en la final, el mejor gol del torneo, en el que, por cierto, derrotaron a Alemania en semifinales.

“He cambiado mucho desde entonces. He madurado como persona, jugadora y compañera de equipo. Ha sido un gran viaje. Aquel fue mi primer torneo delante de más de 500 personas”, se ríe al recordar. “He aprendido a manejar esa diferencia a este nivel”.

En el estadio Olímpico de Montreal habrá bastante más gente. El cartel lo merece. Y la cercanía de la frontera con Estados Unidos hará que las chicas de Jill Ellis tengan el aliento del público a favor. “Es una Copa Mundial un poquito diferente”, reconoce. “Hay tantos aficionados estadounidenses que los últimos partidos parecía que jugábamos en casa, aunque estemos en Canadá. Tenemos mucho apoyo y la familia viene más a menudo a vernos”.

“Sabotage season” (La temporada del sabotaje)

Aunque no toda la familia. Su esposo, el centrocampista del Sporting Kansas City, Servando Carrasco, está en plena competición de la MLS. “¡Casi no nos hemos visto últimamente!”, exclama. “Ambos estamos obviamente muy ocupados. Pero compartir esta profesión nos permite entendernos mejor, entender el compromiso y apoyarnos mutuamente”.

“Tenemos que hacer muchos sacrificios tanto por el trabajo como por el matrimonio. Pero es una cuestión de encontrar el equilibrio y ayudarnos para seguir adelante”, dice tocando su anillo. Con esta agenda complicada, ambos tienen, sin embargo, marcada una cita en rojo en el calendario para volver a verse. La final de Canadá 2015.

“Vamos partido a partido. Nuestro nivel de juego ha ido mejorando a lo largo del torneo, y claramente nuestro objetivo es volver a llevarnos ese trofeo a casa”, afirma con ganas de tomar revancha de la final perdida en Alemania 2011 ante Japón. La última vez que Estados Unidos conquistó el título fue en 1999, en Los Ángeles. Era 10 de julio. 15 años y 360 días después, buscarán repetir aquella noche de éxtasis colectivo que se respiró en el Rose Bowl, 2.000 kilómetros al norte del mítico estadio.

FIFA Oficial

Ningún Comentario

Deja un comentario