La cápsula SpaceX con carga para la EEI explota poco después de despegar

La cápsula SpaceX Falcon 9, sin tripulación y que llevaba carga para la Estación Espacial Internacional (EEI), sufrió hoy un duro revés al explotar minutos después de su lanzamiento.

La cápsula SpaceX con carga para la EEI explota poco después de despegar

Las últimas informaciones del cohete se produjeron 2 minutos y 19 segundos después del despegue desde la base de Cabo Cañaveral en Florida, esta mañana.

La cápsula se encontraba a una altitud de 40 kilómetros, traspasada ya la fase del despegue que se considera más peligrosa por las fuerzas aerodinámicas.

Los científicos de la NASA están investigando, sin que por el momento hayan precisado las causas del fallo.

Se trata de la tercera misión de carga con destino a la EEI que sufre problemas este año.

“Este es un recordatorio del increíble desafío de los vuelos espaciales, pero aprendemos de cada éxito y cada problema”, indicó Charles Bolden, el director de la NASA en un comunicado.

“El intento de hoy no nos detendrá de nuestro ambicioso programa espacial”, agregó.

SpaceX es la primera compañía privada que ha logrado un contrato con el gobierno estadounidense para llevar a cabo este tipo de operaciones.

En esta ocasión, llevaba más dos toneladas y media de suministros para la EEI, donde actualmente se encuentran tres astronautas, el estadounidense Scott J. Kelly y los rusos Gennady Padalka y Mikhail Kornienko.

Desde el espacio, Kelly señaló en Twitter que había sido un fallo “triste” y subrayó que “la carrera espacial es complicada”.

De acuerdo a la agencia espacial estadounidense, los astronautas cuentan con suministros para cuatro meses, por lo que no supone un problema inmediato.

Además, están previstas nuevas misiones el 3 y 22 de julio por parte de Rusia, y una japonesa el 16 de agosto.

El próximo lanzamiento de un SpaceX, dirigido por el millonario Elon Musk también propietario de la empresa de autos eléctricos Tesla, está programado para el 1 de septiembre.

Musk indicó en Twitter que la información preliminar apuntaba a un exceso de presión en uno de los tanques de oxígeno de la nave.

“Eso es todo lo que podemos decir por ahora”, añadió.

La empresa, con sede en California, tiene un contrato de 1.600 millones de dólares con la NASA para realizar 12 misiones de abastecimiento a la EEI con su cohete Falcon 9 y su cápsula Dragon.

SpaceX está tratando de lograr que cuando la cápsula esté en órbita y encaminado hacia la EEI, la primera fase del cohete desprendiera y aterrizara de forma controlada en una plataforma flotante.

Estados Unidos retiró su flota de transbordadores en 2011 y perdió la capacidad para realizar viajes tripulados en un vehículo propio, por lo que ha dependido de las naves rusas Soyuz para enviar a sus astronautas a la EEI, con un costo de unos 70 millones de dólares por vuelo.

SpaceX tiene previsto lanzar su primera misión tripulada en 2017, por lo que el fallo de hoy añade incertidumbre al desarrollo de su programa con astronautas a bordo.

Por su parte, su competidora, Orbital Sciences, cuenta con un contrato con la agencia espacial de 1.900 millones de dólares para efectuar ocho misiones de abastecimiento.

En octubre pasado, un cohete Antares de Orbital Sciences explotó poco después de partir con dos toneladas de carga para el complejo espacial y, días más tarde, murieron dos pilotos en un vuelo de prueba de la nave espacial SpaceShipTwo de la compañía Virgin Galactic. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario