Santiago bajo séptima preemergencia ambiental de 2015 por aire malo

Santiago de Chile amaneció hoy bajo la séptima preemergencia ambiental decretada por la Intendencia (gobernación regional) debido a la contaminación del aire, según informaron fuentes oficiales.

La medida prohíbe la circulación de un 20 por ciento de los vehículos motorizados provistos de convertidores catalíticos determinados según el último número de sus matrículas, en este caso las terminadas en 7 u 8 y del 60 % de los no catalíticos, cuyas patentes terminen en 5, 6, 7, 8, 9 o 0.

La disposición rige desde las 07.30 horas (10.30 GMT) y las 21.00 horas de este sábado (00:00 GMT del domingo)

Con esta restricción, adoptada por la Intendencia Metropolitana, se pretende sacar de la circulación a unos 240.000 vehículos no sólo de la región metropolitana, sino también de los municipios de Puente Alto y San Bernardo, anexos a la capital.

La medida, que se había aplicado anteriormente el pasado 21 de junio, sorprendió a muchos santiaguinos emigrando de la ciudad hacia las playas y a otros centros recreativos debido a un fin de semana largo, pues el próximo lunes se celebra la festividad religiosa de San Pedro y San Pablo.

Además, el estado de preemergencia ambiental supone la paralización de actividades de unas 1.350 industrias contaminantes, la recomendación de evitar las actividades al aire libe y la prohibición de encender calefactores de leña y otros derivados de la madera.

Santiago, ciudad de 6,3 millones de habitantes situada en un valle rodeado de montañas, es considerada una de las ciudades más contaminadas de América Latina, principalmente en otoño e invierno, debido a la ausencia de brisas que dispersen las partículas contaminantes.

A ello contribuye además un fenómeno de inversión térmica, que causa que las temperaturas sean más frías a ras de suelo que en las partes altas de la atmósfera, lo que mantiene a nivel de la superficie las partículas nocivas.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario