El jugador paraguayo Derlis González afirmo que la selección de su país no tiene límites, tras la clasificación lograda por su equipo para semifinales de la Copa América ante Brasil.


El equipo que ahora dirige Ramón Díaz continúa en el penúltimo lugar entre las selecciones de la Confederación Sudamericana de Fútbol, solo superando a Bolivia.

“Estoy muy contento y fue muy emocionante ver al final a algunos compañeros con lágrimas en los ojos porque al principio nadie confiaba en nosotros”, prosiguió.

“En el último penalti estaba tranquilo porque sabía que teníamos ventaja. Se dio el gol y ahora estamos tranquilos y vamos a pensar en Argentina”, indicó.

González admitió que en el primer tiempo les costó bastante dar réplica a la selección brasileña, pero que en segundo tiempo fueron superiores. EFE