Miles de personas asisten en Milán a la marcha del Orgullo Gay

Miles de personas asistieron hoy a la marcha del Orgullo Gay en Milán (norte de Italia), manifestación que cierra una semana de actos en reivindicación de derechos de los homosexuales y convocada por los organizadores como invitación “a sentirse todos implicados”.

La marcha comenzó hacia las 16:00 horas locales (14:00 GMT)y recorrió calles céntricas de la ciudad. Según estimaciones oficiales participaron unas cincuenta mil personas, aunque los organizadores duplicaron esa cifra en su evaluación del número de asistentes al evento.

La manifestación se abrió con una pancarta en la que se podía leer el lema “Los derechos nutren al planeta” precisamente en una ciudad que alberga desde el 1 de mayo la Exposición Universal dedicada a la alimentación.

“Estamos hambrientos de derechos y estamos cansados de esperar”, declaró Fabio Pellegatta, presidente de la organización Arcigay Milano de defensa de derechos de los homosexuales, citado por medios locales.

“Esta fiesta nuestra es la de la solidaridad y la de la acogida, con una atención especial a los inmigrantes”, añadió Pellegatta.

El evento contó con el patrocinio de la alcaldía de Milán, a cuyo máximo responsable, el alcalde Giuliano Pisapia, se pudo ver al frente de la manifestación.

También tuvo el apoyo del pabellón de Estados Unidos en la Expo, que ha organizado diversos actos durante esta semana en apoyo de la reivindicación del matrimonio homosexual y al día siguiente de la decisión del Tribunal Supremo de ese país de reconocer ese tipo de uniones como un derecho constitucional.

La marcha milanesa estuvo precedida el viernes por la polémica que causaron las declaraciones de dos concejales de la ultraderechista y xenófoba Liga Norte, Luca Lepore y Massimiliano Bastoni, que distribuyeron una nota donde calificaron a los que desfilarían hoy como “miles de frustrados, víctimas de aberraciones de la naturaleza”.

Añadieron que la marcha serviría para suscitar “disgusto o conmiseración cristiana”, palabras que fueron contestadas por un alto cargo del Partido Demócrata (PD, en el Gobierno), Pietro Bussolati, quien dijo que esos términos empleados por los concejales “repugnan”.

Italia es uno de los países de la Unión Europea (UE) que carece todavía de regulación legal para las uniones entre personas del mismo sexo aunque el Gobierno tiene previsto presentar este mes un proyecto de ley que aborda la cuestión.

Sin embargo, las uniones civiles consideradas en ese proyecto no están pensadas, en la actual redacción del proyecto de ley, para las personas heterosexuales y no se plantea tampoco calificarlas de matrimonio ni equipararlas en derechos a este.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario