Encienden los motores

La Ciudad de México vivirá mañana un anticipo del Gran Premio de Fórmula Uno de noviembre próximo con un recorrido callejero del australiano Daniel Ricciardo y el español Carlos Sainz al volante de dos monoplazas de Red Bull Racing.

Encienden los motores

Ricciardo, de Red Bull Racing, y Sainz, de la Scuderia Toro Rosso, tripularán el RB7 alrededor de la Plaza de la Constitución, la plaza pública y política más importante de México.

El acto comenzará a las 9.00 hora local (14.00 GMT) con actividades y atracciones para los asistentes y la exhibición de Ricciardo y Sainz empezará 90 minutos después.

En los intervalos de cada vuelta se mostrarán atracciones especiales, entre ellas, el Trophy Truck del mexicano Gustavo Vildósola, piloto de “Off Road”.

La presentación se hará cuatro meses antes del regreso del Fórmula Uno a México, tras 23 años de ausencia, que se correrá del 30 de octubre al 1 de noviembre.

El Zócalo tiene 57.600 metros cuadrados y en su perímetro están la Catedral Metropolitana, el Palacio Nacional, el antiguo Palacio del Ayuntamiento y varios comercios en el viejo Portal de Mercaderes.

No será la primera vez que un auto de Fórmula 1 ruede en las calles de la Ciudad de México, pues el 14 de octubre de 2007 el italiano Giancarlo Fisichella y el brasileño Nelson Piquet se presentaron con el equipo Renault F1 en la céntrica avenida Reforma, con el Ángel de la Independencia como marco.

El 10 de abril de ese mismo año el mexicano Salvador Durán promocionó el Gran Premio de México de la serie A1GP, competencia automovilística de naciones, precisamente en el Zócalo.

En el sitio, cercano a la zona arqueológica del Templo Mayor, hace unas semanas se instaló un parque de béisbol para celebrar un derby de cuadrangulares con ocho jugadores, cuatro mexicanos y cuatro extranjeros, acto con el que la Liga Mexicana de Béisbol (LMB) festejó su 90 aniversario. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario