Para APA, salir de la lista negra es un logro para el Paraguay

Autores Paraguayos Asociados (APA) celebra que Paraguay haya sido retirado de la “lista negra” de piraterías industriales, “Un mérito enorme y esperanzador que se debe a la Dirección Nacional de Propiedad Intelectual (DINAPI) y a su titular, Abogada Patricia Stanley, a quien felicitamos por este reconocimiento que consideramos de altísima importancia para la imagen del país”, destacan en un comunicado

APA reconoce desde un inicio los esfuerzos de la novel entidad estatal y considera que el acuerdo con los Estados Unidos es un premio a la labor realizada que les permite aspirar a un mayor apoyo a la propiedad intelectual en el Paraguay.

Si bien el derecho de la propiedad industrial ha reconocido internacionalmente una protección especial en los últimos tiempos, en especial desde la creación de la DINAPI, no es menos cierto que en el campo de la propiedad de los autores y compositores todavía hay mucha tela que cortar. Por eso, APA tiene la esperanza de que el ‘derrame positivo’ de la lucha contra la piratería, alcance también al ‘pariente pobre’ de la propiedad intelectual que es el derecho de los autores, intérpretes y productores fonográficos.

“Sabemos de los esfuerzos de la DINAPI por corregir ésta práctica, pero aun así, los piratas de las obras artístico-culturales se reproducen a diario. Las noticias, con frecuencia, indican que algunos de estos piratas han montado verdaderos imperios de ilegalidad con productores y red de distribuidores que se expanden impunemente por todo el país. Y aún más, al consumidor no le importa sino comprar lo que considera más barato sin miramientos hacia los titulares de derechos protegidos por la ley, que probablemente pueda percibirse como un problema más cultural que económico”, denuncia en otro apartado el documento.

Por este motivo, desde Autores Paraguayos Asociados instan a las autoridades a que otorguen  los recursos económicos y logísticos necesarios para que la DINAPI pueda ejercer cabalmente la función de velar por el cumplimiento de las leyes protectoras de los autores y demás titulares de derechos.

El Gobierno debe ser consciente de que la evasión en propiedad cultural es extensa y cuantiosa, y que el Estado también pierde y mucho al permitir una economía subterránea en la producción artístico-cultural, cuyo valor sería cuantificable si todos cumplieran con las normas y con el pago por la utilización de las obras.

Ningún Comentario

Deja un comentario