Capturan en Ponta Porá al “narco” Iván Mendes Mesquita

El traficante es considerado líder de la organización criminal encargada de “exportar” cocaína y marihuana desde Sudamérica a Europa y África. Durante su paso por Paraguay mantuvo estrecha amistad con el exfuncionario de Migraciones, Alcides Gamarra, esposo de la secretaria de Blas Llano, Basiliza Vázquez.

Según publica la Policía Federal del Brasil, Iván Méndez cayó en el operativo “mosaico” junto a varios de sus cómplices. El traficante fue condenado en Brasil a 25 años de cárcel, pero por el cumplimiento de 1/6 de su condena fue beneficiado con el régimen semi-abierto. En noviembre de 2004, Mendes Mesquita fue detenido en Paraguay debido al trueque de armas de grueso calibre por cocaína con las Fuerzas Revolucionarias de Colombia, FARC, y en el 2009 había sido extraditado a los Estados Unidos, en donde recibió una benévola condena de 66 meses (5 años y medio) por tráfico de drogas.

Mendes Mesquita había sido detenido en nuestro país el 24 de noviembre de 2004, cuando agentes de la Senad manejaban la información de la llegada de una importante carga de cocaína en Alto Paraguay.  Los agentes y el entonces fiscal Francisco de Vargas estuvieron al frente del operativo al momento en que llegó el avión.

En la llegada se produjo una balacera que terminó con una muerte y la captura de varias personas, entre las que se encontraba Iván Mendes Mesquita. En el procedimiento además incautaron 260 kilos de cocaína.

Mientras estaba en prisión, en el año 2010, su pena le fue reducida, luego de que negociara y llegara a un acuerdo con las autoridades judiciales estadounidenses, en el cual se comprometía a regresar al Brasil y colaborar con la Policía (informante o soplón) en el combate al tráfico de drogas, en base a sus ricos conocimientos sobre rutas, bandas y actuación de otras organizaciones criminales.

De acuerdo al sumario policial, Iván Méndes no cumplió el acuerdo, ya que nunca se presentó ante las autoridades brasileñas para informar, y en contrapartida retornó a su vida delictiva, estableciendo nuevos contactos y rutas del tráfico de drogas, esta vez con ciudadanos nigerianos radicados en São Paulo, que se encargaban de recibir la droga y su posterior remisión a Europa y África.

Desde el inicio de la investigación en enero, fueron detenidas 11 personas y aprehendidos más de 176 kilos de cocaína y 521 kilos de marihuana. Los operativos policiales fueron efectuados en las ciudades de Campo Grande, Dourados, Limeira en la capital paulista.

Las penas previstas para los procesados, quienes serán condenados según sus actos, por los crímenes de tráfico internacional de drogas y asociación criminal cuyas penas podrían llegar a 25 años de cárcel. /UH

Ningún Comentario

Deja un comentario