Cartes visita villa donde un millón de personas recibirán al papa

El presidente Horacio Cartes, visitó hoy la localidad de Caacupé, capital mariana de Paraguay y a la que se espera que acuda cerca de un millón de personas para ver al papa el próximo 11 de julio.

Cartes participó en la presentación de diez nuevas posadas turísticas que contribuirán a engrosar la oferta de alojamiento de la localidad, ubicada a unos 55 kilómetros de Asunción y envuelta en los preparativos para recibir al papa, que estará en Paraguay entre el 10 y el 12 de julio

Francisco oficiará una misa el 11 de julio en la basílica de la Virgen de Caacupé, que cada 8 de diciembre, cuando se celebra la festividad de la patrona, recibe a unas 400.000 personas en el mayor festejo mariano del país.

Sin embargo, para la misa del papa se calcula que un millón de personas se desplazarán a Caacupé, informó el martes en conferencia de prensa el obispo de esa localidad, Claudio Giménez.

La multitud se repartirá entre los alrededores del santuario y en los seis kilómetros que lo separan del lugar conocido como la Cruz del Peregrino, un trayecto que Francisco recorrerá en papamóvil.

Con base en esas cifras, los organizadores del acto en Caacupé tienen previsto instalar varias pantallas gigantes en el interior del santuario, donde se reunirá un millar de personas y en otros puntos de la ciudad.

La organización ha recomendado a los habitantes del Gran Asunción que deseen ver a Francisco que acudan a los actos papales programados en el área metropolitana y dejen Caacupé para los visitantes de los departamentos del interior, a fin de disminuir aglomeraciones.

Y también pidió que los feligreses se trasladen en transporte público para evitar la masificación.

Hace un mes el Gobierno calculó que un millón de turistas extranjeros se trasladarán a Paraguay para ver al papa y que ello generará unos ingresos de unos 200 millones de dólares.

Francisco es el segundo papa que visitará Paraguay, tras la estancia en 1988 de Juan Pablo II. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario