Esclavas sexuales surcoreanas demandarán a Japón

Diez mujeres surcoreanas que fueron víctimas de la esclavitud sexual del ejército imperial de Japón y los descendientes de otras dos fallecidas anunciaron hoy que demandarán al Gobierno nipón ante un tribunal de EE.UU. por los daños sufridos.

El colectivo de 12 víctimas interpondrá el próximo día 1 de julio en un tribunal de distrito de California su demanda contra el Ejecutivo de Shinzo Abe, al que reclamará dos millones de dólares por cada una, explicaron sus portavoces en una rueda de prensa en Gwangju, unos 270 kilómetros al sur de Seúl.

Las víctimas, todas ellas residentes en Corea del Sur, decidieron llevar el caso a EE.UU. tras varios intentos fallidos en su país y en Japón, explicó un portavoz.

Una de las miembros del grupo es Yoo Hee-nam, de 87 años, que el pasado viernes ya anunció su intención de denunciar a Abe, al Gobierno de Japón, a varias empresas y a un periódico del país vecino por el mismo asunto.

Las futuras demandantes alegan que Japón cometió numerosas atrocidades en el pasado, como el reclutamiento forzoso de mujeres como esclavas sexuales de sus soldados en la II Guerra Mundial, y critican que su actual Gobierno trata de negar o cubrir estos hechos históricos.

“No denunciamos por dinero, sino para que Japón admita sus crímenes de guerra y pida disculpas”, declaró el abogado de las víctimas, Kim Hyung-jin, según la agencia local Yonhap.

Japón aportó compensaciones a Corea del Sur en el pasado y Tokio pidió perdón en 1993 en la conocida como Declaración Kono, pero las víctimas lo consideran insuficiente y exigen más indemnizaciones y disculpas “sinceras”.

Unas 200.000 jóvenes, la mayoría coreanas, fueron obligadas a prostituirse para los soldados nipones durante la II Guerra Mundial en burdeles militares distribuidos por todo el territorio que entonces ocupaba el Imperio de Japón en Asia Oriental.

Actualmente solo 50 de estas mujeres, llamadas eufemísticamente “mujeres de confort”, siguen vivas en Corea del Sur, según los registros del Gobierno.
EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario