FG responsabiliza a cúpulas liberal y colorada por juicio y Masacre

A tres años del juicio político exprés que terminó con el gobierno de Fernando Lugo, la agrupación de izquierda sienta postura sobre los sucesos ocurridos entre el 15 y el 22 de junio de 2012.

FG responsabiliza a cúpulas liberal y colorada por juicio y Masacre

Un día como hoy, del año 2012, se consumaba el segundo episodio de la restauración oligárquico-mafiosa en nuestro país: se destituía al Presidente constitucional de la República del Paraguay, Fernando Lugo, mediante un “juicio político”, que fue asimilado por el pueblo paraguayo, por los pueblos del mundo y por la comunidad internacional, como una farsa grotesca orquestada para frenar la potencialidad del proceso de cambios que estaba viviendo el pueblo paraguayo.

 

El primer episodio de la restauración oligárquico-mafiosa fue la Masacre de Curuguaty, que hasta hoy sigue sin resolverse, con el Ministerio Público investigando solo a campesinas y campesinos, en el marco de una cantidad de aberraciones jurídicas que desconocen el debido proceso. En este sentido hacemos nuestra la consigna de “Tierra Justicia y Libertad”.

 

El tercer episodio de la mencionada restauración fue la llegada de Horacio Cartes a la presidencia de la República, comprando el Partido Colorado y aprovechando al máximo la cultura de la prebenda y el clientelismo para comprar los votos necesarios.

 

Hoy las grandes mayorías entienden perfectamente que el proyecto liderado por Cartes junto con las cúpulas colorada y liberal, es totalmente contrario al pueblo. El aumento de la pobreza extrema, el deterioro del sistema de salud pública, del medio ambiente y el retroceso general de las políticas sociales dan muestra muy concreta del carácter antidemocrático y excluyente de actual gobierno.

 

Los tres episodios estuvieron liderados por las cúpulas colorada y liberal, al servicio de Cartes y del capital transnacional fraudulento. El gobierno Franco-Cartes fue sucedido por el gobierno Cartes-Llano. Esta alianza envolvió a fuerzas de supuesto signo progresista, como Avanza País y el Partido Encuentro Nacional, en un pacto de gobernabilidad denominado “Acuerdo Por Paraguay” o “Pacto azul-grana”, firmado en el 2013 y vigente hasta la fecha, del cual se desprendieron un paquete de leyes y medidas contrarias a los intereses de nuestro pueblo.

 

El Frente Guasu, junto con otras fuerza sociales y políticas, han resistido a este intento de liquidación perpetrado por los sectores que representan a los intereses de la oligarquía y la narcopolítica. A pesar de la persecución y el poder del dinero de Horacio Cartes, el FG ha logrado ubicarse como Tercera Fuerza Política de la República, dando continuidad al proceso de organización para la transformación social iniciado en abril de 2008.

 

A tres años de aquel atentado a la voluntad mayoritaria del pueblo paraguayo, se aclara cada vez más el panorama para la gente honesta, sencilla y trabajadora. En este sentido, llamamos hoy a la construcción y fortalecimiento de plataformas políticas y sociales amplias  que vayan avanzando en  la construcción de una gran organización que sea capaz de recuperar el gobierno, con voluntad y capacidad de orientar los bienes de la República al servicio de todas y todos.

Ningún Comentario

Deja un comentario