Chris Brown organiza una superfiesta por primer año de su hija

El cantante tiró la casa por la ventana este domingo para celebrar con retraso el primer cumpleaños de su hija Royalty -que cumplió un año de vida el pasado 27 de mayo- organizando una fiesta en la que ni faltaron los ponis ni los castillos hinchables para los más pequeños y en la que los adultos pudieron divertirse jugando en una cancha de baloncesto.

Durante la celebración también se sirvieron dos tartas, una con forma de castillo y otra coronada con una tiara, en las que se podía leer: ‘Feliz primer cumpleaños Royalty’.

Para Chris la fiesta de cumpleaños resultó aún más especial porque en un principio su pequeña Royalty debía regresar con su madre, Nia Guzman-Amey, el viernes para pasar todo el fin de semana con ella. Sin embargo, Nia aceptó dejar de lado sus diferencias con el rapero en torno a la custodia de su hija para que esta pudiera disfrutar de un bonito día junto a su famoso padre, ya que no quiere actuar como “una madre amargada”, según indica el portal TMZ.

Chris, que quiso que la fiesta de su pequeña coincidiera con la celebración del día del padre -el primero para él desde que nació Royalty-, también anunció ese mismo día a través de las redes sociales que la paternidad le ha cambiado la vida.

“Feliz día del padre para todos los padres de verdad. Ella me cambió la vida. Estoy encantado de ser su papá”, tuiteó el intérprete.

El mes pasado, Chris obsequió a su pequeña con modelos en miniatura de un Lamborghini, un Ferrari y un Range Rover Sport, réplica de los suyos propios, por su cumpleaños.

“Le he comprado a mi hija los mismos coches que yo tengo”, anunciaba Chris en su cuenta de Instagram junto a una foto de su original regalo.

Ningún Comentario

Deja un comentario