La prolongación de sanciones de la UE a Crimea son un chantaje inútil

El ministerio de Asuntos Exteriores ruso declaró hoy que Crimea es parte inalienable de Rusia y que ello no puede cambiarse con métodos de “chantaje político y económico”, en respuesta a la decisión de Unión Europea (UE) de extender por un año sus sanciones a ese territorio peninsular.

“Crimea y (el puerto de) Sebastopol son parte inalienable de Rusia. Ya es hora de aceptar esto como una realidad que no se puede cambiar con métodos de chantaje político y económico”, se afirma en un comentario publicado en la página web de la cancillería rusa.

Exteriores subrayó que “la táctica de presión ‘sancionadora’ que emplea contra Rusia no conduce a ninguna parte”.

“Es un error esperar que se nos obligue a ceder en lo que se refiere a nuestros intereses nacionales y posturas de principio frente a asuntos clave”, concluye la nota.

El Consejo de UE resolvió ayer, viernes, extender hasta el 23 de junio de 2016 las sanciones contra Crimea y Sebastopol adoptadas hace un año.

La UE volvió a “condenar la anexión ilegal de Crimea y Sebastopol” por parte de Rusia, y aseguró que “sigue comprometida con implementar plenamente su política de no reconocimiento” de la anexión de esos territorios ucranianos.

Por lo que respecta a las sanciones económicas que la UE impuso a Rusia hace casi un año por su papel en la crisis ucraniana, la decisión de extenderlas hasta el final de enero de 2016 ya está tomada entre los embajadores de los Veintiocho.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario