Philippe Coutinho, el reemplazo de Neymar

La sanción de cuatro partidos impuesta a Neymar hoy por la Conmebol, que le supondrá perderse el resto del torneo, le abrió las puertas de la titularidad al media punta del Liverpool, que lleva tiempo buscando su lugar en la selección brasileña.

Philippe Coutinho, el reemplazo de Neymar

La solución que aporta Coutinho, aunque su titularidad no ha sido confirmada por Dunga, es la más natural puesto que de la plantilla de Brasil es el jugador que tiene un perfil más parecido al delantero del Barcelona y, por lo tanto, podría ser el mejor remedio para aplacar el síndrome de abstinencia de ‘Ney’.

El jugador del Liverpool tiene la misma edad que Neymar, 23 años, es incluso más bajito (1,70 contra 1,75), le iguala en velocidad y también es muy hábil, aunque su repertorio de regates es algo más limitado que el del ’10’ de Brasil y también guarda las distancias en su capacidad de remate.

Coutinho sobresale por sus regates en velocidad y sus cambios de ritmo y también es buen pasador, un punto valorado por Dunga en un Brasil que a partir de este domingo, sin su solista, estará obligado a buscar una versión más coral.

En la Copa América Coutinho jugó en la segunda parte contra Colombia y, antes de la competición, firmó un buen partido en un amistoso contra México, en el que hizo un buen gol.

En el Liverpool, donde lleva tres temporadas, se ha convertido en una pieza fundamental aunque en la última liga sólo hizo ocho goles.

Al igual que Neymar, Coutinho despuntó muy joven y el Inter italiano llegó a ficharle cuando era un juvenil, aunque por las normas de las transferencias internacionales de la FIFA, lo tuvo que dejar cedido en el Vasco da Gama hasta que alcanzó la mayoría de edad.

Con poco espacio en el equipo italiano, Coutinho fue cedido al Espanyol media temporada en 2012, donde tuvo ocasión de exhibir sus cualidades y anotar cinco goles en 16 partidos con el club catalán, credenciales suficientes para llamar la atención del Liverpool, que lo contrató al año siguiente.

Coutinho asegura que está preparado para el reto de sustituir a Neymar y cree que su experiencia en las tres ligas europeas más importantes le ha ayudado a madurar.

“Pasé por diferentes estilos de juego. En Italia es más táctico, en España, más técnico y en Inglaterra, más intenso. Creo que me ayudó a mejorar la calidad de mi juego”, afirmó hoy Coutinho.

Esta no será la primera ocasión en la que debe asumir un papel importante con la selección brasileña, puesto que fue campeón del mundo sub’20 en 2011 al lado de Oscar, Willian y Casemiro.

El media punta debutó con la absoluta en 2010 con el entonces seleccionador Mano Menezes, pero después Luiz Felipe Scolari lo descartó para la nómina del Mundial de 2014 y ahora, con la sanción de Neymar, gozará de su primera gran oportunidad en la Canarinha.

Los brasileños, todavía con la ansiedad sintomática de la repentina falta de Neymar, se encomendarán a Coutinho.

Pero Coutinho, como buen sucedáneo, a buen seguro no copará todas las expectativas, porque aunque sea un jugador de un talento innegable, es poco probable que pueda heredar los galones y el liderazgo de Neymar en el campo. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario