Paraguay y Uruguay celebran 251 años del nacimiento de Artigas

La escuela “Artigas”, ubicada frente al Jardín Botánico de Asunción y la única estatal que tiene Uruguay en el extranjero, celebró hoy un sentido acto de homenaje por el 251 años del nacimiento del prócer uruguayo José Gervasio Artigas (Montevideo, 1764), quien murió exiliado en Paraguay en 1850.

Con una trayectoria de 91 años como referente educativo en Paraguay, el centro hizo honor a su nombre en un acto en el que se resucitó la figura de Artigas y al que asistieron autoridades civiles y militares paraguayas y uruguayas.

Durante el homenaje, que estuvo presidido por Federico Perazza, embajador de Uruguay en Paraguay, se inauguró un pequeño museo en su memoria con retratos y libros donados por el investigador uruguayo Nelson Caula, reconocido como uno de los más importantes estudiosos de Artigas.

Tanto Caula como Perazza destacaron la riqueza de un personaje que hizo historia en América Latina y cuya biografía sigue fascinando a los historiadores.

“Hablar de nuestro prócer es una convocatoria a los sentimientos más profundos de nuestra historia. No es fácil aludir a la figura de nuestro prócer y hacerlo de la manera mas objetiva posible. Es difícil abarcar la dimensión de lo que significó y continúa representado Artigas, su legado y sus valores”, agregó.

Según Perazza, no existe en la historia de Uruguay un personaje que como Artigas haya sido motivo de tantas obras, honores, libros y ensayos y que haya despertado tantos sentimientos encontrados, pasiones, tantas exaltaciones y como él mismo sabía, tantas traiciones”.

Por su parte Caula, destacó la estrecha relación de Artigas con Paraguay, donde nació Juan Simeón, el último de sus hijos.

“Este no es un dato nada menor, si se hubieran dado las cartas de ciudadanía en la época, yo no dudo que Artigas hubiera pedido la carta de ciudadanía en Paraguay“, dijo el historiador.

Caula recordó también que Juan Simeón, el hijo que Artigas tuvo con la paraguaya Clara Gómez Alonso, se sentía paraguayo, señalando que combatió en las filas paraguayas durante la Guerra de la Triple Alianza, que entre 1864 y 1870 contra Uruguay, Brasil y Argentina.

Artigas pasó su exilio en Villa Curuguaty, un lugar situado a unos 100 kilómetros de Asunción y en mitad de la selva, y tras su muerte fue reconocido como el más destacado estadista y militar uruguayo de todos los tiempos.

Desempeñó un papel clave durante el proceso de la independencia hispanoamericana del Imperio español y se le recuerda por su participación en la Revolución del Río de la Plata (1810).

Reconocido también por los vecinos argentinos, Artigas recibió los títulos de “Jefe de los Orientales” y “Protector de los Pueblos Libres”, en homenaje a sus acciones como comandante en las numerosas batallas.

EFE

Un Comentario

andres

Fe de.erratas:
Curuguaty no.está a.100km de.Asunción, sino que.está como.a más.de.300 km de.distancia o más…por las nuevas rutas

Deja un comentario