El papa lamenta que “poderosos” no den soluciones en O.Medio

Así lo expresó al recibir en el Vaticano al patriarca sirio ortodoxo de Antioquia, Mor Ignatius Aphrem II, y recordar que “su Iglesia ha sido siempre una Iglesia de mártires desde el inicio hasta ahora”.

“En Oriente Medio, donde se continúa sufriendo, junto con otras comunidades cristianas y otras minorías, los terribles sufrimientos provocados por las guerras, la violencia y las persecuciones. ¡Cuánto dolor!.¡Cuántas víctimas inocentes!” lamentó.

Y ante ello, agregó, “que parece que los potentes de este mundo sean incapaces de encontrar soluciones”.

Francisco invitó al patriarca a “rezar juntos” por las víctimas de esta “feroz violencia y por todas las situaciones de guerra en el mundo”.

Recordó en su discurso “al metropolita Mor Gregorios Ibrahim y al metropolita de la Iglesia griego ortodoxa Paul Yazigi, secuestrados desde hace más de dos años y a otras personas que también han sido privadas de su libertad” en esas zonas.

“Pidamos al Señor la gracia de estar preparados para el perdón y a trabajar por la reconciliación y la paz”, agregó el papa, quien aseguró que “la sangre de los mártires es semilla de unión para la Iglesia”.

El pontífice instó a, que “en estos momentos de dura prueba y dolor”, se estrechen los lazos de unión entre la Iglesia católica y la siria ortodoxa y relanzó su augurio de que un día se pueda llegar “a la pertenencia a una única Iglesia”.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario