Las autoridades chinas anunciaron hoy que se ha completado la fabricación de los dos primeros aviones eléctricos de pasajeros producidos en el país y que se utilizarán para el entrenamiento de pilotos, informó la agencia oficial Xinhua.


El primer avión eléctrico chino, denominado RX1E, ha recibido el certificado oficial de vuelo y ya puede ser vendido comercialmente.

Las aeronaves, que se cargan en dos horas y tienen entre 45 minutos y una hora de autonomía, puedan volar a una altitud de hasta 3.000 metros y a una velocidad máxima de 160 kilómetros por hora.

La Universidad Aeroespacial de la ciudad de Shenyang y la Academia General de Aviación de la provincia de Liaoning (noreste) son los responsables del diseño de este avión, que mide 14,5 metros entre los dos extremos de sus alas y que tiene capacidad para transportar 230 kilos.

La empresa Aviación General Ruixiang de Lianoning ha comprado las dos primeras unidades de este modelo, nombrado RX1E, por un precio cercano a un millón de yuanes (alrededor de 163.000 dólares, 143.000 euros) cada una, según Xinhua.

Los fabricantes del avión eléctrico, que aseguran que puede usarse con fines turísticos, en operaciones de rescate o para el estudio de la meteorología, han recibido de momento 28 pedidos.

EFE