Eva Longoria podría haber sido banquera en vez de actriz

Mientras el resto de mortales sueñan con llevar una vida repleta de fiestas exclusivas y alfombras rojas, a Eva le gustaría pasar sus días rodeada de balances corporativos e informes.

“Definitivamente me dedicaría al mundo empresarial. Me encanta hacer negocios”, aseguró la intérprete a People, para añadir justo después que siempre ha disfrutado utilizando “su cerebro” y aprendiendo todo lo posible sobre “el lado empresarial” de la industria del entretenimiento.

“Me encantan las cuotas y los presupuestos y los barómetros de éxito… Sí, me gustan las mediciones de éxito. ¡Dime lo que tengo que hacer y superaré todas las expectativas”, aseguró.

Vista su afición por los negocios, no resulta sorprendente que la actriz comparta su vida con el empresario mexicano José Bastón. Sin embargo, lo que más impresionada tiene a Eva de su pareja no es su talento para los negocios, sino su impecable estilo a la hora de vestir, que le obliga a esforzarse a fondo para estar a la altura de su chico.

“José siempre viste muy bien, bastante mejor que yo, por lo que siempre tengo que arreglármelas para estar a la altura e incluso superarle en sofisticación. Es una tarea muy dura y acabo siempre bastante agobiada. Pero es una persona muy discreta y no quiere estar bajo el escrutinio de los medios. No le gustan nada las cámaras”, explicaba Eva en el programa de Ellen DeGeneres.

Ningún Comentario

Deja un comentario