Madonna une a Beyoncé, Katy Perry, Miley Cyrus y Jon Kortajarena

Confirmando el rumor que ella misma había lanzado en Instagram, Madonna estrenó hoy su videoclip “Bitch, I’m Madonna”, en el que ha hecho una declaración de poder al contar con cameos de Beyoncé, Miley Cyrus, Katy Perry, Kanye West, Nicki Minaj, Jon Kortajarena, Rita Ora y el diseñador Alexander Wang.

Para el tercer sencillo de su último disco “Rebel Heart”, Madonna rodó un vídeo en el hotel neoyorquino Standard, en el Meat Packing District, y en él recreó una atmósfera de fiesta teñida de colores chillones y looks barriobajeros firmados por Moschino y Chanel.

Con una coreografía coral que ya exhibió cuando interpretó esta misma canción en el programa de Jimmy Fallon y rodado en secuencias largas que siguen a Madonna por los pasillos y salas de fiesta del hotel, el vídeo cuenta además con el productor Diplo, con Chris Rock y con los dos hijos varones de Madonna, Rocco y David.

“Bitch, I’m Madonna” es un tema dance con la voz de la cantante prácticamente irreconocible por los efectos de sonido y su vídeo ha sido estrenado en exclusiva en la plataforma de música Tidal, creada por Jay Z, apadrinada por Madonna y apodada el “Spotify de los ricos”.

Mañana ya se podrá ver en Youtube por todo el mundo, aunque ya hay en versiones de poca calidad extendiéndose como la pólvora por internet.

Madonna recupera el sentido del humor y el tono adolescente en esta pieza, tras la solemnidad torera de “Living for Love” y la épica apocalíptica de “Ghosttown”, los otros dos sencillos de “Rebel Heart”.

También intentará retomar el éxito de ventas que le ha sido negado en el lanzamiento de este disco, que desde el principio ha estado atravesado por las adversidades, las filtraciones y una escasa notoriedad inédita en su carrera.

Dirigido por uno de los genios de cabecera de la artista, Jonas Akerlund, “Bitch, I’m Madonna” ha sido interpretado por muchos como una respuesta al de “Bad Blood”, de Taylor Swift, que contó con Selena Gómez, Lena Dunham, Cara Delevingne y que, supuestamente, era un mensaje envenenado para su enemiga en el reino del pop, Katy Perry.

Sin embargo, Madonna no ha conseguido que su red de contactos coincidiera en el mismo plano, sino que Beyoncé, Perry o Cyrus aparecen en forma de extractos pregrabados y Nicki Minaj lo hace en una pantalla de plasma.

EFE

https://www.youtube.com/watch?v=jiyFN3UjzqE

Ningún Comentario

Deja un comentario