Califican de histórico juicio por fumigaciones

La Fundación para la Defensa del Ambiente (FUNAM) destacó que en esta causa por contaminación ambiental, seis personas son acusadas de “haber dañado la salud de vecinos con pulverizaciones de plaguicidas”.

Califican de histórico juicio por fumigaciones

A dos años del primer juicio por fumigaciones, se eleva a juicio la denominada “causa madre” de barrio Ituzaingó anexo.

El jueves 12 de junio, la Cámara de Apelación confirmó la elevación a juicio de la “causa madre”, a dos años del primer juicio por el uso de agrotóxicos en barrio Ituzaingó anexo.

El presidente de la entidad, Raúl Montenegro, calificó de “histórico” este juicio, y dijo que “por primera vez en Argentina se busca relacionar los daños a la salud sufridos por vecinos, tras quedar expuestos a los plaguicidas que habían sido pulverizados en un campo colindante al barrio”.

La FUNAM junto a 70 vecinos, figuran como querellantes, patrocinados por el abogado penalista Carlos Nayi, quien explicó que “los acusados deberán afrontar la responsabilidad en caso de ser condenados, con penas que pueden oscilar entre los 10 y 25 años de prisión”.

Raúl Montenegro calificó el juicio como “trascendente y ejemplificador”, porque en Argentina “los productores y empresas aplicadoras de plaguicidas tienen piedra libre para dispersar sustancias químicas tóxicas que inexorablemente llegan a personas inocentes”. También destacó: “Es innovador porque por primera vez se enjuicia a una ingeniera agrómoma. Se trata de los profesionales encargados de hacer recetas fitosanitarias y vigilar las aplicaciones, y vienen mostrando tanta irresponsabilidad como los productores y empresas aplicadoras”.

Causa madre

La denominada “causa madre”, por contaminación en barrio Ituzaingó anexo investiga los casos de personas presuntamente afectadas por la fumigación con agroquímicos en campos aledaños a la zona. Los acusados son el productor agropecuario Francisco Parra, los aeroaplicadores Edgardo Jorge Pancello y Gustavo Alejandro Peralta Amaya, los propietarios de la empresa Tecnocampo que aplicó los plaguicidas –Javier Eduardo Amuchastegui y Fernando Ramón–, y la ingeniera agrónoma Alejandra del Carmen Mendizabal Pizarro.

Las audiencias aún sin fecha de inicio, y tendrán lugar en la Cámara Séptima del Crimen de Córdoba, integrada por los vocales Víctor María Vélez, Ricardo Iriarte y Carlos Ruiz y el fiscal de Cámara Marcelo Altamirano

Ningún Comentario

Deja un comentario