Venezuela pide a Colombia extradición de presunto asesino de periodista

La fiscalía venezolana formalizó hoy la solicitud de extradición de Yonny Bolívar, presunto asesino de la periodista Adriana Urquiola, que fue detenido la semana pasada por la Interpol en Colombia, informaron hoy fuentes judiciales

“En el día de hoy la fiscal 58 a nivel nacional, Marisol Zacarías, está presentando ante el tribunal sexto de control de Caracas la solicitud de extradición”, informó la fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, en su programa semanal Justicia y Valores en la emisora Unión Radio.

Indicó que, una vez dado este paso, el tribunal enviará la petición a la Cancillería venezolana para que “vía diplomática” se informe de la solicitud a Colombia.

La fiscal señaló que esperan la extradición o la deportación, pero que esta segunda posibilidad “será a través de un proceso administrativo que corresponderá al Ejecutivo nacional tramitarlo”.

“Esperamos la deportación o la extradición, no nos importa cuál de las dos sea que decida el Gobierno de Colombia. Lo cierto es que queremos que él esté en Venezuela para que rinda cuentas ante la justicia venezolana”, agregó.

Yonny Bolívar, alias “Capitán Bolívar”, fue capturado el pasado 11 de junio en la ciudad colombiana de Barranquila (norte) después de -según el ministro de Interior y Justicia venezolano, Gustavo González López- un trabajo coordinado por la policía científica del país petrolero y la Interpol Colombia.

Bolívar está señalado por la justicia venezolana de ser el presunto asesino de Adriana Urquiola, una joven de 28 años que trabajaba como intérprete de señas de los noticieros del canal privado Venevisión en Caracas.

Urquiola, embarazada de cinco meses, fue alcanzada en marzo de 2014 por dos disparos, uno de ellos en la cabeza, cerca de una barricada en la zona del sur de la capital venezolana

La periodista, junto con un grupo de personas que viajaban en un autobús en los alrededores de Caracas se vieron obligadas a bajar del transporte al verse impedidos de continuar su viaje, momento en el que fueron tiroteados desde un vehículo que se dio a la fuga.

Esta fue una de las 43 muertes, entre simpatizantes oficialistas, opositores y personas sin filiación política aparente, que sucedieron durante las protestas antigubernamentales, algunas violentas, que se desarrollaron en Venezuela entre febrero y junio de 2014.

Desde la muerte de Urquiola, las autoridades venezolanas presumían que su presunto homicida, con antecedentes policiales desde 2003 por los delitos de secuestro, usurpación de título militar y obtención de pasaporte con falsedad, había huido a Colombia.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario