Inmigración: “No habrá solidaridad si Italia no hace su parte”

Francia y Alemania advirtieron hoy de que no habrá solidaridad europea para distribuir a los demandantes de asilo llegados a través del Mediterráneo si Italia no asegura una política de retorno de inmigrantes irregulares y el registro en su territorio de los solicitantes de protección internacional.

“Es necesario que haya un dispositivo de retorno en frontera de inmigrantes irregulares por motivos económicos, si no la solidaridad en términos de refugiados no será sostenible”, señaló el ministro francés del Interior, Bernard Cazeneuve, en una comparecencia conjunta con su homólogo alemán del Interior, Thomas de Maizière.

Ambos ministros se reunieron hoy con el titular italiano del Interior, Angelino Alfano, y el comisario europeo de Inmigración, Dimitris Avramopoulos, a petición de Francia precisamente para “encontrar soluciones y avanzar juntos hacia una solución” del drama en el Mediterráneo, según explicó a la prensa Cazeneuve.

Italia se ha mostrado muy molesta por el centenar de inmigrantes, sobre todo eritreos y senegaleses, que desde el pasado sábado están bloqueados en la localidad italiana de Ventimiglia a la espera de que Francia les abra las frontera.

Alfano dijo que lo que está ocurriendo en Ventimiglia es “un puñetazo” en la cara de Europa y una prueba de que las personas que llegan a Italia por el Mediterráneo no lo hacen para quedarse en Italia sino para irse a otras partes de Europa, en unas declaraciones a su llegada al Consejo de ministros de Interior que se celebra hoy en Luxemburgo.

“Mientras luchamos para salvar a Europa de la bancarrota política, el tema de la inmigración es un tema en el que Europa gana o pierde”, agregó.

“No hay cierre de fronteras”, aseguró por su parte Cazeneuve en la comparecencia con de Maizière, en la que recordó que en la UE existen reglas que hay que respetar como la del espacio sin fronteras interiores de Schengen y el reglamento de Dublín, según el cual es el primer país por el que acceda el demandante de asilo a la Unión el que tiene que gestionar su solicitud.

Alfano incidió en que “Italia tiene que hacer controles para que estas reglas se respeten” y para distinguir claramente entre inmigrantes irregulares por motivos económicos y demandantes de asilo.

“Si no hay solidaridad (para acoger refugiados) y responsabilidad (para gestionar su solicitud y distinguirlos de los inmigrantes irregulares) ponemos en peligro Schengen”, añadió.

Cazeneuve dijo que tanto Francia como Alemania son favorables a la propuesta de la CE para repartir demandantes de asilo, así como al establecimiento de centros para la tramitación de solicitudes gestionados y financiados por la CE, pero recalcó que tiene que ir acompañada de una “responsabilidad compartida”.
EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario