Mika recuerda el ‘traumático’ secuestro de su padre cuando él era un niño

El cantante vivió uno de los momentos más duros de su vida siendo apenas un niño cuando su padre fue secuestrado durante un viaje de negocios a Kuwait del que tardaría más de nueve meses en regresar.

“Yo crecí en París y tuvimos bastantes problemas en mi familia. Mi padre se fue un día de viaje de negocios y no volvió en nueves meses porque estaba retenido en la embajada americana de Kuwait, durante la primera Guerra del Golfo. Ese fue el primer momento difícil en nuestras cortas vidas. Nosotros vivíamos en el distrito XVI de París, en un apartamento muy bueno. Mi padre era banquero y teníamos una buena vida. Pero desde ese momento, no sé por qué, tuvimos muchos problemas de dinero. Era muy raro tener un padre que había desaparecido… Cada día esperábamos tener noticias suyas, veíamos la CNN, los telediarios… Sabíamos que si no le veíamos en la televisión era bueno, y a la inversa: si le veíamos en pantalla era mala señal. Mi madre estaba obviamente traumatizada. Después, cuando mi padre regresó, era como si hubiera cambiado un poco, y creo que la vida de la familia también cambió. Tuvimos problemas de dinero y al final tuvimos que abandonar París en circunstancias bastante tristes porque habíamos perdido prácticamente todo”, recordó el intérprete en el programa ‘Le Divan’ de la cadena France 3.

El trauma de la ausencia de su padre, sumado a la mudanza de su familia a Londres y el deplorable trato que Mika recibió en el Liceo Francés de la capital británica por parte de sus compañeros de clase y de una profesora, hicieron que el cantante dejara de hablar poco antes de cumplir los 11 años.

“Desgraciadamente no eran solo los niños, sino también una profesora en particular que no sé por qué, pero era verdaderamente destructiva. Hacía cosas que eran extremadamente destructivas conmigo y con otros niños. Cada vez que hablaba me hacía ponerme de pie sobre la silla, donde debía quedarme de pie durante al menos una hora. Cosas atroces. Me encerré en mí mismo, me bloqueé y entonces pensaban que era idiota. No quería ir al colegio y cuando me obligaban a ir me decía: ‘Vale, pero no lo soporto. Así que si me hacen ir al colegio, no hablare más'”

Ningún Comentario

Deja un comentario