Simon Cazal basa su reclamo en la violencia que existe hacia las personas LGBT por parte de la iglesia católica
Descargar el Audio

En estos términos se refirió al sacerdote Simón Cazal, director ejecutivo de Somos Gay por su oposición a que el papa Francisco se reúna con representantes de LGBTI en su visita a Paraguay. Dijo que el religioso "Viene desde el medioevo a decir que somos enfermos y no tenemos cura".


En una comunicación con Maldición Será Un Dia Hermoso, Cazal expresó que tiene muchos amigos que murieron por causa del religioso ya que este pregona que el SIDA es una enfermedad terminal y alienta a los pacientes de su clínica a que dejen su tomar sus medicamentos y pongan su recuperación en manos de Dios.

El co-fundador de Somos Gay basa su reclamo en la violencia que existe hacia las personas LGBT por parte de la iglesia católica. “Si la iglesia deja de decir que nosotros somos unos enfermos, la sociedad va a cambiar muchísimo”, argumentó Cazal.

El mismo reconoce la importancia de esta institución como interlocutora ante la población, por lo que este tipo de agresiones hay que denunciarlas. “Si bien somos un Estado laico y una república constitucionalista, lo que dice el cura el domingo tiene mucho peso, entonces yo lo que les pido es que dejen de perseguirnos porque hay gente que está matando a otra gente por lo que ustedes dicen”, acusó.

El representante LGBT duferencia que hay sectores dentro del catolicismo que aceptan a los homosexuales pero la corriente que existe en Paraguay es aun muy conservadora. “Se habla de nosotros como un enemigo y como el cáncer que se tiene que extirpar. Con esa retórica no vamos a llegar a nada”, insistió.

Lo que buscan es entablar dialogo con aquellos sectores que acepten la realidad y que estén dispuestos a trabajar en conjunto. “La oportunidad que el Papa está dando es esa”, resumió al tiempo de aclarar que es muy incrédulo de lo que plantea Jorge Mario Bergoglio pero lo considera mejor que Joseph Ratzinger.

Cazal manifestó que varios homosexuales van a parroquias donde son recibidos tranquilamente y dentro de la población LGBT existe un alto porcentaje de católicos, aunque el mismo se declara no creyente.

La noticia sorprendió a propios y extraños cuando desde el Vaticano llegó una nota a la Conferencia Episcopal Paraguaya pidiendo una audiencia con los representantes de este sector para con el Sumo Pontífice durante su visita el fin de semana del 10, 11 y 12 de julio de este año.

https://www.facebook.com/photo.php?fbid=10152833897452187&set=a.10150262435487187.327845.664872186&type=1&theater