Rancagua, se suma con dos partidos a la fiesta de la Copa América

La ciudad de Rancagua, a noventa kilómetros del sur de Santiago, se sumará a la fiesta de la Copa América 2015 con dos partidos que se disputarán con gradas llenas en un estadio flamante.

Se trata del estadio “El Teniente”, nombre también de la mina subterránea más grande del mundo y perteneciente a la estatal Corporación del Cobre (Codelco), situada en las proximidades de la ciudad, en la Cordillera de Los Andes y dueña también del recinto deportivo.

Con un aforo de 13.849 espectadores, el estadio es el escenario de los partidos del club local O’Higgins que, de la mano del argentino Eduardo Berizzo, logró en 2014 el primer título de Primera División de su historia.

Sometido a una completa remodelación desde el año 2013, el estadio El Teniente luce renovado y moderno para acoger este domingo el partido entre Colombia y Venezuela, en el Grupo C de la primera fase y México-Ecuador, por el Grupo A, el día 19 de junio, que puede ser definitorio para el pase de uno de los dos a cuartos de final.

El estadio fue inaugurado en 1945 tras ser construido por la Minera estadounidense Braden Copper Co., en ese entonces dueña de la mina, pero sólo en 1955, cuando nació el O’Higgins, fue escenario del fútbol chileno con el nombre de Estadio Braden Copper.

En 1971, cuando el gobierno de Salvador Allende nacionalizó el cobre, la recién creada Codelco tomó la propiedad del estadio y le cambió el nombre.

En 1962, el estadio fue sede del Mundial de fútbol de ese año y acogió el Grupo D de la primera fase, integrado por Inglaterra, Argentina, Bulgaria y Hungría; ingleses y húngaros avanzaron a la otra etapa; también se jugó un partido de cuartos de final, en el que Checoslovaquia eliminó a Hungría.

Pocos rancagüinos olvidan la emoción de esos partidos y esperan ahora que la Copa América se sume a los recuerdos imborrables de esta zona que, además de cobre produce frutas de exportación y los mejores vinos tintos Cabernet Sauvignon, Merlot y Carménère de Chile, y Sauvignon Blanc y Chardonnay en blancos.

Con 215.000 habitantes, Rancagua debe su nombre a una derivación de una palabra quechua que significa “cañaveral”. El río Cachapoal, al que bordea, fue en la época precolombina el límite meridional del Imperio Inca y fue fundada en 1743 con el nombre de Villa Santa Cruz de Triana.

Los rancagüinos se declaran enamorados de su tierra, del fútbol y de su club, el O’Higgins, al que denominan “El Capo de Provincia” y del que esperan que tras la Copa América les brinde también muchas alegrías de aquellas que no se olvidan.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario