Espionaje alemán teme que el ciberataque contra Bundestag sea obra de Rusia

El jefe del espionaje de Interior alemán, Hans-Georg Maasen, expresó hoy su preocupación de que el reciente ciberataque contra el Parlamento germano “haya sido obra de los servicios secretos de algún país extranjero” y apuntó, sin confirmarlo, a Rusia.

Espionaje alemán teme que el ciberataque contra Bundestag sea obra de Rusia

“Mi servicio ha confirmado una y otra vez que, en todo caso, los ciberataques por parte de los servicios rusos son altamente sofisticados y que nos preocupan mucho”, declaró Maasen durante una conferencia sobre seguridad informática celebrada en Potsdam, cerca de Berlín.

El responsable de la Oficina de Protección de la Constitución -el espionaje de Interior- calificó de “considerable” el ciberataque contra el Parlamento alemán que se dio a conocer hace cuatro semanas y que podría obligar al Bundestag a tener que cambiar por completo su red de ordenadores.

Según Maasen, su servicio advirtió al Bundestag el 12 de mayo del ciberataque, aunque por el momento todavía no ha sido involucrado en el esclarecimiento del mismo.

Las servicios de seguridad barajan diversas teorías, pero, según informó el semanario “Der Spiegel” en su edición digital, los expertos cuentan con indicios que apuntan al Servicio de Espionaje Exterior (SVR) de Rusia.

Según el portavoz de los Verdes en políticas de internet, Konstantin von Notz, el ciberataque contra la red de ordenadores del Bundestag es un “ataque altamente sofisticado propio de un servicio secreto”.

En declaraciones a la emisora RBB, agregó que es difícil averiguar quién está detrás del ciberataque, ya que en el mundo digital es fácil eliminar al máximo las huellas de una acción de estas características.

“Si en un código fuente cualquiera incluyes tres símbolos chinos, eso no es una prueba de que el origen sea China”, explicó.

Por su parte, el secretario de organización del grupo parlamentario de la unión de cristianodemócratas y socialcristianos bávaros (CDU/CSU), Bernhard Kaster, admitió que ha sido “el mayor ciberataque hasta el momento contra el Estado y contra el Parlamento alemán” y precisó que “esencialmente se trata del software”.

Aunque es cierto que será necesario cambiar partes del sistema informático y del servidor, “no se debe confundir con un reemplazo completo del hardware”, puntualizó.

“Der Spiegel” sostenía ayer que se teme que el daño haya sido total y que sea necesario cambiar no sólo el software sino también todo el hardware del Parlamento.

El experto en tecnología digital del grupo parlamentario de la CDU/CSU, Thomas Jarzombek, aseguró al semanario “Die Zeit” en su edición digital que el daño no es total.

Según Jarzombek, se trata de “un puñado de ordenadores del Bundestag, un total de 15, que han sido atacados”.

Las direcciones IP afectadas han sido bloqueadas, agregó.

La Oficina Federal para la Seguridad Informática (BSI) llegó a la conclusión de que la red del Bundestag ya no puede ser defendida de posibles ataques y debe ser abandonada, informaban ayer las emisoras regionales NDR y WDR y el diario “Süddeutsche Zeitung”.

Según “Der Spiegel”, todavía hay datos del Bundestag que abandonan el sistema con destino desconocido.

Los atacantes, según varios de los medios, se apropiaron mediante un troyano de los derechos de administración de la red y disponen de los datos de acceso de todos los parlamentarios. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario