Cancilleria rechaza imponer medidas cautelares a niña embarazada como pidió CIDH

Paraguay rechaza imponer medidas cautelares a una niña de once años embarazada de siete meses por una violación presuntamente perpetrada por su padrastro, como había solicitado el lunes la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), anunció hoy el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Cancilleria rechaza imponer medidas cautelares a niña embarazada como pidió CIDH

La Cancillería explicó a través de un comunicado que considera que “ya han sido adoptadas todas las medidas para evitar la impunidad de este hecho ilícito (la violación de la menor) y garantizar la vida e integridad de la niña embarazada y el prenatal”.

Alude además al artículo cuarto de la Constitución paraguaya, que garantiza “la protección de la vida desde el momento de la concepción”.

Según la Cancillería, este artículo se corresponde con lo expresado en la Convención Americana sobre Derechos Humanos, firmada en 1969 en San José de Costa Rica y que se refiere al derecho a la vida.

El Ministerio de Relaciones Exteriores insistió además en “la necesidad de precautelar la identidad de la niña y su entorno familiar, respetando su derecho a la privacidad y a la no exposición, tanto de ella como de su bebé gestante”, teniendo en cuenta el “nivel de exposición mediática que ha alcanzado el caso”.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) instó el lunes al Estado paraguayo a proteger a la menor, cuyo embarazo de alrededor de siete meses y de alto riesgo por su corta edad podría vulnerar su derecho a la vida y a su integridad personal, física y psicológica.

La comisión, con sede en Washington, puso de relieve un informe de una junta médica, compuesta por doctores, psiquiatras y psicólogos de distintas especialidades, que el 12 de mayo de este año destacó que la menor, que mide 1,39 metros, pesa 34 kilos y padece de desnutrición y anemia, tiene cuatro veces más posibilidades de morir por el embarazo que una mujer adulta.

Por su parte, el Parlamento Europeo (PE) reclamó hoy al Gobierno de Paraguay que asegure que todas las mujeres y especialmente las niñas, cuyo embarazo puede poner en riesgo su salud, tengan acceso al aborto legal y seguro.

En Paraguay, el aborto y su tentativa se encuentran penalizados, con una pena base de hasta cinco años y sólo está autorizado interrumpir un embarazo cuando hay un riesgo de vida para la madre, en virtud del artículo 109 del Código Penal.

Según los últimos datos disponibles en el Ministerio de Salud Pública, en 2009 un total de 8.660 mujeres estuvieron hospitalizadas por un aborto, detalla un informe elaborado por la Coordinadora de Derechos Humanos de Paraguay (Codehupy) y el Centro de Documentación y Estudios (CDE).

En 2014 dieron a luz bebés vivos un total de 684 niñas de 10 a 14 años, cuyos embarazos a esa edad se consideran fruto de abusos sexuales y no de relaciones consentidas, según las cifras oficiales. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario