Un grupo de mujeres periodistas se quitarán la ropa en una plaza pública cada vez que el equipo supere una fase del torneo continental. Es su forma de apoyar a Venezuela en esta Copa América.