Once condenados a muerte por masacre en estadio de fútbol

Un tribunal de la ciudad egipcia de Port Said (noroeste) confirmó hoy la condena a muerte de once personas por su implicación en los violentos disturbios ocurridos en febrero de 2012 durante un partido de fútbol, en los que murieron 74 personas y 254 resultaron heridas.

La corte penal de Port Said, en una sesión retransmitida en directo por la televisión estatal egipcia, confirmó la pena capital para esos once acusados, que habían sido condenados de forma provisional el pasado 19 de abril por el mismo tribunal.

El juez que preside el tribunal, Mohamed al Said, dictó hoy sentencia después de haber recibido la opinión no vinculante del muftí de Egipto, máxima autoridad religiosa del país, Shauqi Alam.

De los once condenados a la horca, uno fue juzgado en rebeldía. El juez leyó sus nombres así como sus alias, lo cual hace suponer que son miembros de las agrupaciones “ultras”.

De las 73 personas que fueron juzgadas en total, 21 fueron absueltas, mientras que el resto fueron condenadas a penas de cárcel de entre cinco y quince años, y sólo uno de los acusados recibió una pena de un año de prisión.

El director de la Seguridad de la provincia de Port Said, el general Isam Edin Samak, y el jefe de la Policía de Medio Ambiente de Port Said, Mohamed Saad, fueron condenados a cinco años de cárcel cada uno por su implicación en los disturbios, que tuvieron lugar sin que las fuerzas de seguridad intervinieran.

También fue condenado a cinco años de cárcel el director ejecutivo del Club de Fútbol Al Masri, equipo local de Port Said, cuyos hinchas fueron acusados de haber atacado a los del equipo contrario, Al Ahli, procedente de El Cairo, desencadenando la violencia que dejó a más de 70 muertos entre la hinchada de Al Ahli.

El veredicto de hoy aún puede ser recurrido ante el Tribunal de Casación, que es el último recurso posible en el sistema de justicia egipcio.

En febrero de 2014, el Tribunal de Casación anuló anteriormente un primer fallo en el que se condenó a muerte a 21 acusados por la conocida como masacre del estadio de Port Said.

El juicio tuvo que repetirse y el de hoy es el segundo veredicto emitido en este caso, que ha sido muy polémico en Egipto y en torno al que todavía existen muchas incógnitas sin resolver.
EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario