Brote de MERS en Corea se puede controlar

El brote del Síndrome Respiratorio de Oriente Medio (MERS) o nuevo coronavirus en Corea del Sur puede ser controlado porque por ahora todos los casos siguen estando ligados a una única cadena de transmisión derivada del paciente que importó la enfermedad, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Las autoridades surcoreanas informaron hoy de una nueva víctima mortal, lo que eleva el total de muertos a siete, y de que el número de infectados es ya de 95 personas.

A pesar de que las cifras son elevadas, la OMS considera que por ahora la situación está bajo control porque las autoridades están haciendo lo necesario y, sobre todo, porque todos los casos pueden ligarse al paciente inicial.

“Seguimos insistiendo: por ahora no hay una transmisión sostenida de humano a humano. Para que ello sucediera deberíamos tener un virus que infecta a todos con los que entra en contacto, un poco como el de la gripe estacional. En Corea del Sur esto no sucede”, dijo en una rueda de prensa Peter Ben Embarek, experto de la OMS.

“Seguimos teniendo una sola cadena de transmisión. No hay una reserva del virus en la comunidad. Con lo que si se siguen implementando las medidas de control tal y como están haciendo las autoridades, la transmisión puede detenerse”, agregó.

Las autoridades han puesto en cuarentena a más de 2.500 personas, incluidos familiares de personas a las que les ha sido diagnosticada la enfermedad.

Con los 95 casos confirmados, Corea del Sur es el segundo país en el que mayor número de casos se han dado después de Arabia Saudí, donde primero apareció el virus.

Embarek explicó que “es normal” que haya tantos casos, dado que tanto el primer enfermo como el resto recorrieron varios hospitales hasta que el virus fue identificado y ellos aislados, por lo que hay 30 hospitales que están implicados con pacientes.

“En Corea es cultural ir a varios hospitales y consultar varios médicos para tener segundas opiniones. Esto hizo que los pacientes tuvieran contacto con muchas personas y que el virus se expandiera con rapidez”, añadió el experto.

De hecho, el primer paciente hizo también un recorrido por varios hospitales antes de ser aislado.

De todas maneras, Embarek destacó que muchos de los pacientes que han contraído el virus tenían previamente sistemas inmunológicos débiles, y muchos de ellos tenían enfermedades crónicas como diabetes, problemas cardiovasculares o afecciones pulmonares.

No obstante, aún existen muchas dudas respecto al virus, “cómo por qué se contagia con facilidad en un ambiente hospitalario y no en el hogar”.

Otra de las dudas es el origen del mismo y la fuente de transmisión.

Se sabe que los camellos son una de las fuentes primigenias, pero el primer paciente surcoreano no estuvo en contacto con estos animales, ni tampoco estuvo en ningún hospital.

Embarek reconoció que queda mucho por investigar, dado que el pasado febrero hubo un caso de un alemán que viajó a Emiratos Árabes Unidos y se infectó con el MERS, estuvo en contacto con unas 200 personas y no contagió a ninguna de ellas.

Con respecto a la prevención, el experto dijo conocer “una vacuna prometedora” que por ahora se está probando en camellos y si funciona se harán test con humanos.

“Aunque sé que hay varios laboratorios en el mundo que están intentando desarrollar una vacuna”, agregó.

Por ahora, desde que el virus se descubrió hace casi tres años en Arabia Saudí, 1.190 personas han sido infectadas y de ellas, 444 han muerto, según datos de la OMS.
EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario