Experto alerta sobre riesgos de salud por contaminación en sedes Copa América

Los altos niveles de contaminación ambiental que han presentado cuatro de las ocho sedes de la Copa América 2015 durante el último mes pueden constituir un “serio peligro para la salud de los deportistas y los hinchas”, señaló hoy el experto en ingeniería ambiental, Luis Díaz Robles.

“El riesgo de un problema respiratorio provoca pérdida de capacidad aeróbica. Entonces, en el caso de los jugadores, obviamente se apreciaría en una menor eficiencia en los partidos”, sostuvo Díaz en un comunicado publicado hoy por la Universidad de Santiago de Chile.

Asimismo, el académico del Departamento de Ingeniería Industrial de la Universidad de Santiago aseveró que si él fuera jugador de la Copa América se negaría a jugar “con esos niveles de humo”.

En los últimos treinta días, las ciudades de Concepción, Temuco, Rancagua y Santiago, sedes de la Copa América 2015, han alcanzado altos niveles de partículas finas en suspensión, motivo por el cual han sido objeto de medidas para disminuir los efectos nocivos de la contaminación.

No obstante, según el especialista, las cuatro ciudades siguen careciendo de “condiciones de ventilación” eficientes que permitan que los jugadores realicen actividades deportivas sin poner en riesgo su salud.

“Se debe considerar que cada selección llega con varios días de anticipación. Entonces, durante al menos una semana, están entrenando con altos niveles de contaminación y llegarán con los pulmones complicados a sus compromisos oficiales”, anunció Díaz.

Además de los jugadores, los asistentes de la Copa América estarán expuestos a la contaminación ambiental, motivo por el cual la mala calidad del aire también constituirá un riesgo para ellos.

“Al torneo asisten niños y adultos mayores, y es grave si se exponen a ese nivel de contaminación atmosférica. El humo de leña es muy fino y permanece mucho tiempo en el aire, por lo que las personas va a captar mayores dosis al momento de tomar contacto con este contaminante”.

Por este motivo, Díaz urgió al Gobierno de Chile a iniciar una campaña que prohíba el uso de estufas a leña, que inciden directamente en la mala calidad del aire.

“El tema no pasa por suspender el torneo, porque el país adquirió un compromiso pero, por responsabilidad en salud pública, se puede generar una urgente campaña para evitar el uso de estufas de leña”, explicó.

En este contexto, Díaz señaló que esta situación propone una “controversia” al Estado que prohíbe a la población hacer actividades deportivas al aire libre cuando hay situación de emergencia y preemergencia ambiental pero que, “paradójicamente”, no tiene intención de suspender ningún partido de la Copa América por la mala calidad del aire.

De ahí que el especialista reiterara la necesidad de prohibir el uso de calefactores de leña de forma “inmediata”.

“Debiese haber una prohibición desde ya, eso mitigaría las malas condiciones ambientales, de lo contrario habrá problemas con la salud de la población, pues los niveles de toxicidad alcanzados en el aire ponen en serio peligro la salud de jugadores e hinchas”, sentenció el experto.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario