El sueño de Chile, objetivo de las siempre favoritas

Levantar por primera vez la Copa América después de cuatro finales perdidas es el desafío a partir de este jueves de 23 futbolistas chilenos con el apoyo de 17 millones de hinchas pero el objetivo que también esperan alcanzar una vez más las selecciones favoritas de siempre: Argentina, Brasil y Uruguay.

Después de 24 años, Chile organiza por séptima vez la Copa América, cuya historia suma 99 años en 2015.

Y tras 43 ediciones ya jugadas el título ha resultado esquivo para solo tres de los diez países sudamericanos: además del anfitrión, Ecuador, su primer rival, este jueves ; y Venezuela.

Levantar la copa parece esta vez posible para una talentosa de generación de futbolistas encabezada por el delantero Alexis Sánchez, que ganó con el Arsenal la FA Cup; así como el portero del Barcelona Claudio Bravo y el centrocampista del Juventus Arturo Vidal, presentes en la reciente final de la Champions.

Y todo ese grupo guiado por un técnico ganador como el argentino Jorge Sampaoli, que llegó hace más de dos años para recuperar el trabajo de renovación emprendido por su compatriota Marcelo Bielsa.

Cuatro integrantes del Barcelona campeón de Europa Lionel Messi, Neymar, Javier Mascherano y Bravo emprenderán desde esta semana por caminos separados la conquista de América a través del torneo de selecciones más antiguo del mundo.

De ese equipo que acaba de sellar el triplete histórico se perderá la cita en Chile Luis Suárez por una sanción que arrastra desde el pasado Mundial.

La ausencia obligada del goleador, pese al buen momento de Edinson Cavani, debe restar poder de fuego a Uruguay, que conquistó la edición del torneo jugada hace tres años en territorio argentino.

Este notable detalle puede pesar a favor de los intereses de Messi, Mascherano y compañía para hacerse en Chile con el decimoquinto título de Copa América e igualar así a los uruguayos, máximos ganadores hasta el momento.

Argentina alzó por última vez la copa hace 22 años. Luego este importante título falta en los impresionantes currículos de Mascherano y Messi, quienes en 1993 eran unos niños de 9 y 5 años.

Se trata entonces de una asignatura pendiente y llena de motivaciones para los componentes de la Albiceleste, que en su última participación oficial se quedaron con la espina de haber perdido ante Alemania (1-0) la final del Mundial de Brasil.

Es precisamente la Canarinha con Neymar a la cabeza la otra candidata al título de la edición 44 de la Copa América.

Brasil llega con la frustración de haber jugado mal el segundo Mundial celebrado en su casa y, peor, espoleado por haber sufrido la humillación de caer en semifinales por 1-7 ante Alemania.

Una lesión privó de jugar aquella fatídica tarde de Belo Horizonte a Neymar, quien ahora promete que con él en la cancha las cosas en la Copa América serán a otro precio.

También lo promete el ariete Radamel Falcao García, quien por una delicada lesión no pudo llegar a Brasil 2014. Colombia se ilusiona pues al lado de ‘el Tigre’, el máximo goleador en la historia de su selección, llega en el mejor momento de su corta carrera James Rodríguez tras una temporada de ensueño en el Real Madrid.

Motivos para el optimismo no le faltan al entrenador argentino José Pekerman, uno de los seis de su país que dirigirán en el torneo que disputarán doce selecciones.

Si buenos para los planes de Pekerman son Falcao y James, qué decir de Carlos Bacca, ganador con el Sevilla al lado del argentino Ever Banega de la Europa League, así como Jackson Martínez, que este año enlazó su tercera temporada seguida como máximo cañonero de la Liga portuguesa con el Oporto.

Renovación es palabra de orden que usarán en esta Copa América para activar su banco de pruebas tres técnicos argentinos: Gustavo ‘el Facha’ Quinteros en Ecuador, Ramón ‘el Pelado’ Díaz en Paraguay y Ricardo ‘el Tigre’ Gareca con Perú.

Bolivia y Venezuela han optado por conducir los procesos de sus selecciones absolutas con técnicos nativos: Mauricio Soria con la Verde y Noel ‘Chita’ Sanvicente desde el banquillo de la Vinotinto.

México, invitada junto a Jamaica, llega a la cita en Chile con una selección que no es la estelar pero con estandartes visibles como Raúl Jiménez, Javier Aquino y Rafa Márquez.

Hasta la edición del 2011 la Copa América quedó en poder de siete países: Uruguay con quince, Argentina con catorce, Brasil con ocho, Paraguay con dos, Perú con dos, Colombia con una y Bolivia con una.

Nunca una selección invitada se alzó con el título pero sí alcanzaron posiciones destacadas México con dos segundos puestos, Honduras con un tercero, Estados Unidos con un cuarto Costa Rica con dos pasos cuartos de final y Japón con uno a fase de grupos. EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario