“Podemos” rechaza formar parte de candidatura de “unidad” en elecciones generales

El partido anti neoliberal Podemos rechazó formar parte de una candidatura de “unidad popular” de la izquierda española para vencer al gobernante y derechista Partido Popular, y garantizó que mantendrá su ‘marca’ de cara a las elecciones generales de fin de año.

“Podemos” rechaza formar parte de candidatura de “unidad” en elecciones generales

“Los ciudadanos españoles podrán encontrar las ‘papeletas’ de Podemos, con su logo y su nombre, en las elecciones del próximo noviembre”, aseguró Sergio Pascual, el secretario de Organización de esta fuerza política, en conferencia de prensa en Madrid.

Pascual descartó así la oferta que hizo el candidato de Izquierda Unida (IU) a la presidencia del gobierno, Alberto Garzón, de trabajar para construir una candidatura de “unidad popular” de toda la izquierda, siguiendo el modelo exitoso de “Barcelona en Común”, que venció a la derecha nacionalista en los comicios municipales.

Al respecto, el dirigente de Podemos aseguró que el partido sigue firme en la “la hoja de ruta” aprobada en la Asamblea Constituyente de noviembre de 2014, y que no existen discrepancias en la dirección.

La posición es “unánime”, enfatizó Pascual, desmintiendo que exista una corriente interna que presione a favor de la propuesta de confluir con otras fuerzas políticas en una especie de “Frente Amplio”, al estilo uruguayo.

Incluso señaló que no hay “ningún movimiento” que les haga pensar en la necesidad de convocar una nueva Asamblea Ciudadana para plantear esta posibilidad.

Fuentes del entorno de Podemos habían afirmado a la prensa española que en el seno del partido liderado por el politólogo Pablo Iglesias estaba cobrando fuerza la idea de crear una coalición similar al frente constituido por la izquierda en Uruguay en 1971 contra los partidos tradicionales Blanco y Colorado.

La posibilidad se habría planteado después del triunfo de “Barcelona en Común”, la iniciativa liderada por la activista anti desalojos Ada Colau, quien se convertirá en la alcaldesa de la capital catalana tras imponerse en las elecciones del 24 de mayo.

Podemos apoyó la candidatura de Colau, que se edificó como una coalición de distintas fuerzas de izquierda.

Lo mismo ocurrió con la candidatura “Ahora Madrid”, de Manuela Carmena, que no venció pero podrá gobernar en la capital española si llega a un acuerdo con los socialistas. En este caso no fue una coalición de fuerzas sino una candidatura que obligó a los integrantes a renunciar a sus siglas.

Tras éxitos emblemáticos en Barcelona y Madrid, la lectura que hizo IU -que cosechó un millón de votos pero tendrá un papel residual en los gobiernos locales y regionales- fue que debía impulsar una candidatura popular como estrategia de superviviencia.

“Hemos aprendido que donde ha habido una transformación es donde se han presentado candidaturas populares. El camino, por tanto, es de la unidad popular”, enfatizó Garzón al presentar su propuesta.

“Sé que Pablo (Iglesias), al que tengo un aprecio personal importante y considero un político brillante, va a saber leer el momento político”, subrayó el dirigente de IU, quien dijo que planea reunirse con el líder de la formación morada durante este mes de junio.

Por ahora, Podemos rechazó públicamente su oferta pero asegura que mantiene “la mano tendida” a la “gente que ha tenido una trayectoria de honestidad” y que “creen en el cambio” y quieran participar en el proceso de primarias.

En ese sentido, dijo que “no sabía” si Garzón querrá participar, pero que si lo hace “serán los ciudadanos quienes decidan dónde lo ubican”.

Garzón se había mostrado dispuesto a renunciar a presentarse como candidato para alcanzar un pacto, aunque aclaró que el límite que se planteaba era que IU no estaría bajo una candidatura
“paraguas” de Podemos.

En tanto, Cayo Lara, coordinador general de IU, insistió hoy en la necesidad de lograr un acuerdo para una “candidatura amplia de la izquierda” que desbanque al PP de Mariano Rajoy del poder, y garantizó que su fuerza no será un obstáculo e incluso está dispuesta a no encabezar la lista común.

“El objetivo es caminar hacia esa unidad popular sin ningún tipo de prejuicio previo”, subrayó./Télam

Ningún Comentario

Deja un comentario