Horacio Cartes afirma en España que en Paraguay “se sabe” lo que pasó en Curuguaty

“En un país que no es grande, nosotros manejamos que casi todo se sabe siempre” señaló el mandatario a EFE. Se mostró su respeto por el “poder judicial” y por los tiempos legales.

Horacio Cartes afirma en España que en Paraguay “se sabe” lo que pasó en Curuguaty

 

En el transcurso de una entrevista concedida a la Agencia Efe con motivo de su visita oficial de dos días a España, el mandatario se refirió a la economía de su país, eje central de este viaje, y habló de otros asuntos, como la próxima visita del papa, el inicio del juicio del “caso Curuguaty” o las conversaciones Mercosur-UE.

“Luchamos con mucha energía para que esa gente pueda tener aquello que no tuvo en su momento: oportunidad”, indicó Cartes, quien destacó que han regresado “bastantes” emigrantes y expresó su deseo de que quien desee residir fuera de Paraguay “sea por una decisión de vida y no por no encontrarla en su propio país”.

El presidente recordó que en la actualidad hay unos 150.000 paraguayos en España y unos 13.000 españoles en Paraguay.

Cartes aseguró que su país está teniendo “oportunidades” y “crecimiento”, aunque reconoció el “atraso bastante importante” que existe “en materia de infraestructuras” y para el que necesita la “experiencia” de España, cuyas empresas están logrando licitaciones internacionales.

En ese sentido, explicó que Paraguay es “el país más atractivo” de la región para invertir por su “bajo coste de producción”, si bien negó que esto sea un mérito de su Ejecutivo, y reconoció que “la macroeconomía lleva siendo estable mucho tiempo”.

El mandatario entonó el “mea culpa” al referirse a la desigualdad que existe en la población paraguaya, pues “en un país tan rico y de tanto potencial” hay un alto “nivel de pobreza”. “Hay que reconocerlo con mucho dolor y saber pedir disculpas por haber dado la espalda a esa gente”, explicó.

Cartes se expresó en estos términos al opinar sobre el “caso Curuguaty”, el enfrentamiento entre campesinos y policías ocurrido en 2012 que concluyó con la muerte de 11 pobladores y 6 agentes y que fue el origen de la destitución, tras un controvertido juicio político, del entonces presidente, Fernando Lugo.

El próximo 22 de junio comienza la vista oral de este juicio, en el que están acusados 13 campesinos pero no hay imputado alguno por la muerte de los civiles.

“Lo que hay que hacer es, más que enfrentamientos, ir a esas soluciones, que no son (sólo) derechos constitucionales sino derechos humanos”, respondió Cartes, quien explicó que los reclamos de la población necesitada son “más que legítimos”: agua, vivienda o educación, entre otros.

En cuanto a las negociaciones entre el Mercado Común del Sur (Mercosur) y la Unión Europea (UE), Cartes dijo que Paraguay, que asume el 1 de julio la presidencia rotatoria del bloque regional, quiere “una sola velocidad”.

“Nosotros estamos queriendo acelerar esta relación con Europa, que algunos hablan de dos velocidades. Nosotros queremos darle una sola velocidad”, señaló.

Cartes puso énfasis en que hay que “imprimir ritmo” a la vinculación con la UE, pues países vecinos como Chile tienen una relación comercial bilateral con muchas más naciones que el bloque del Mercosur, formado por Argentina, Brasil, Uruguay, Paraguay y Venezuela.

 

Acerca de la visita que el papa Francisco efectuará en julio a Paraguay, Cartes la definió como “un milagro y una bendición” de “un portador de paz, amor y cariño”, como calificó al pontífice.

El presidente paraguayo evitó “entrar a hacer especulación ni valoraciones” sobre la investigación a varios altos cargos o exdirigentes del fútbol mundial, entre quienes figura su compatriota y exmandatario de la Confederación Suramericana de Fútbol (Conmebol), Nicolás Leoz.

No obstante, sí consideró “de muy mal gusto” que el organismo regional mantenga la inmunidad (que posee desde 1997) de su sede, ubicada en Asunción, durante la investigación a la FIFA. /EFE

 

 

Ningún Comentario

Deja un comentario