Listos para lograr éxito de la cumbre sobre cambio climático

Los presidentes de Estados Unidos, Barack Obama, y de Francia, François Hollande, se mostraron hoy de acuerdo en “trabajar juntos” para lograr el éxito de la cumbre sobre el cambio climático que se celebrará en París a finales de año.

Obama y Hollande, que participan en la cumbre de los líderes del G7 que se celebra en el palacio de Elmau, en Alemania, celebraron una reunión bilateral este lunes para abordar ése y otros asuntos, informó la Casa Blanca.

“Los dos líderes están de acuerdo en la importancia de trabajar juntos” de cara a promocionar que se llegue a un acuerdo exitoso sobre las medidas de lucha contra el cambio climático en la reunión de la conferencia que prepara la ONU en diciembre de 2015 en la capital gala.

Se espera que de esta cumbre salga una señal clara del compromiso de las mayores potencias industriales del planeta (EEUU, Francia, Reino Unido, Alemania, Italia, Canadá y Japón) para determinar las reducciones de emisiones contaminantes que producen el cambio climático.

Ambos líderes abordaron también, según fuentes estadounidenses, la situación de la crisis en Ucrania y “estuvieron de acuerdo en que la duración de las sanciones (que pesan de Bruselas y Washington sobre Moscú) se deben vincular a que Rusia implemente por completo los acuerdos de Minsk y respete la soberanía de Ucrania”.

Esos pactos se alcanzaron en febrero pasado entre Ucrania y los rebeldes prorrusos en la capital bielorrusa, y contaron con la mediación del mismo Hollande y de la canciller alemana, Angela Merkel.

Igualmente “han tratado sobre las negociaciones en curso con Irán”, dijeron las fuentes, en referencia a las conversaciones que se desarrollan de cara a poner fin al programa nuclear de Teherán y que para Occidente podría tener un doble uso.

Los dos líderes señalaron que están a favor de alcanzar “un acuerdo global que evite que Irán se dote de armamento nuclear”.

En la agenda de ese encuentro bilateral celebrado en los márgenes del G7, Obama y Hollande trataron sobre “la importancia de combatir al Ejército Islámico en Irak y Siria, y también en la necesidad de apoyar el establecimiento de un gobierno unificado en Libia”.

En el ámbito económico los presidentes de EEUU y Francia abordaron la evolución de las negociaciones que Bruselas y Washington siguen de cara a lograr un acuerdo de libre comercio e inversiones (TTIP, por su sigla en inglés), con el que ambos socios quieren “promover el crecimiento y los empleos a ambos lados del Atlántico”.

EFE

Ningún Comentario

Deja un comentario